13/09/2015 Ciudad

Un paisajista propone restaurar el puente Bosch sobre el Riachuelo y convertirlo en peatonal y ecolgico

La iniciativa es del paisajista Fabio Márquez, quien ya trabajó en la zona sur de la ciudad en 2004, cuando encabezó el diseño participativo del parque Quinquela Martín, el primero con flora nativa rioplatense de Buenos Aires.

Un paisajista argentino propone restaurar el puente Bosch, que cruza el Riachuelo a la altura del barrio porteño de Barracas, para convertirlo en el único paso exclusivamente peatonal de esta ribera y “vincular” a los habitantes de ambas costas por medio de un espacio cubierto con vegetación autóctona.

La iniciativa de Fabio Márquez, especialista en Diseño de Paisaje, surgió en el marco de la recuperación de la cuenca Matanza-Riachuelo iniciada en 2008 por Acumar, una autoridad conformada por los tres gobiernos que tienen competencia en el territorio (Nación, Provincia y Ciudad de Buenos Aires) y que incluye la descontaminación de las aguas y la relocalización de las familias que viven en los márgenes del río, entre otras acciones.

Márquez explicó a Télam que eligió el puente Bosch porque su tránsito vehicular es menor al de los otros que cruzan el Riachuelo y porque, además, conectaría dos áreas urbanas que están siendo recuperadas: “del lado de Barracas, a una cuadra y media, está el Centro Metropolitano de Diseño, y del lado de Avellaneda, comenzará a funcionar la Facultad de Ciencias Ambientales de la Universidad Nacional de Avellaneda, ambos son antiguos edificios reciclados y de valor patrimonial que representan la transformación en camino”, explicó.

El proyecto “Puente de las Mariposas”, que permitirá apreciar la vista del río, propone un ambiente de biodiversidad “estrechamente vinculado al paisaje original perdido”, con vegetación autóctona “atrayente y que hospede a las mariposas”, que a su vez convocarán aves que se alimentan de orugas.

Márquez también prevé en su iniciativa que “la biodiversidad del puente se extienda hacia los espacios públicos y privados de los barrios lindantes”.

Por su parte, el director de Relaciones Institucionales de Acumar, Antolín Magallanes, calificó al proyecto de “esperanzador” al considerar que “hace cinco o diez años”, antes de comenzar con la recuperación de la cuenca, una iniciativa de este tipo era “impensable”.

“En la zona del puente Bosch se relocalizó, a principios de este año, la mitad de la Villa 26, que estaba del lado de Ciudad, el resto de las familias se mudará a principios del año próximo, cuando también comenzará a funcionar la facultad”, recordó Magallanes.

“Es una zona que está en tensión, en transformación, y es positivo que haya nuevas miradas sobre una zona que estaba olvidada”, añadió.

El paisajista Fabio Márquez ya trabajó en la zona sur de la ciudad en 2004, cuando encabezó el diseño participativo del parque Quinquela Martín, el primero con flora nativa rioplatense de Buenos Aires.

El parque, un predio de cuatro hectáreas, está ubicado en el barrio de La Boca, entre las calles Irala, Pi y Margall, Aristóbulo del Valle y las vías del ferrocarril.

Además, uno de sus trabajos más destacados es el proyecto para la restauración de la represa de Salto Grande, Entre Ríos, con el que ganó en 2014 el concurso público lanzado por el Complejo Hidroeléctrico de Salto Grande y que abarca un predio de 22 hectáreas, donde ocurrió “un desastre ambiental cuando se construyó la represa, hace unos 40 años”, apuntó.

El puente Bosch, una estructura metálica remachada compuesta por dos tramos fijos y uno levadizo, fue inaugurado el 30 de julio de 1908.

Debido al deterioro que presentaba, el puente fue clausurado en 2001 y, tras ser reacondicionado, volvió a ser habilitado para el tránsito vehicular el 5 de junio de 2008, con restricciones de altura y peso.