10/09/2015 Tlam en Venecia

Sebastin Muro present en Venecia su corto "55 pastillas"

El joven cineasta argentino Sebastián Muro, estrenó hoy a nivel mundial su corto "55 pastillas" en competencia dentro de la sección Horizontes de esta 72 edición del Festival de Venecia, con una excelente recepción del público en la gran sala Casino, con capacidad para 1700 personas.

Por Laura Ferr

El cineasta argentino Sebastián Muro
El cineasta argentino Sebastin Muro

Problemas con la señal de wifi en la ciudad de las góndolas y los desencuentros motivados por la afluencia de gente en las laberínticas instalaciones del festival, conspiraron pero no impidieron el encuentro de Muro con Télam, que se desarrolló en el Hotel Excelsior.

"55 pastillas" propone un recorrido por la noche adolescente, con fiestas y drogas, sin preconceptos y se proyecta en distintos momentos de la Mostra, junto a producciones de otros países como "Tarántula" de Aly Muritiba y Marja Calafange de Brasil.

Dentro de la grilla de actividades diarias del Festival más antiguo del mundo, el público de los cortometrajes parece más joven y mejor predispuesto a la sorpresa, que en el resto de las funciones del Lido.

Sonriente y algo ansioso frente a la gala de premiación del sábado, Muro cuenta: "estar acá con mi primer corto es un sueño que abre muchas puertas, quise hacer un relato capaz de mostrar un mundo, dándole importancia al tema del trabajo actoral, tema bastante excluido en los cortos por el tiempo acotado".

"Soy actor -continúa-, estudié teatro por más de seis años, acá filmé con amigos actores, quise apoyarme en mi relación con el elenco para poder trabajar con esa minuciosidad sobre los detalles, los gestos, para darle un poco de color, construir la posibilidad real de poner en acción a los personajes sin generar juicios."

Respetuoso de la dinámica del teatro, Muro decidió comenzar a ensayar "algo" con dos de los actores del elenco - Fidel y Camilo Cuello Vitale, hermanos en la vida real- "relacionado con este mundo, nos dejaron pasar y filmamos una fiesta en un boliche, luego trabajé con un grupo en una casa, las aproximaciones al universo de la noche eran importantes para que el relato tuviera cercanía".

El realizador venía trabajando en un largometraje sobre el mismo tema de la transgresión cuando decidió, "hacer el corto para probar cómo funcionaba, ahora estoy reescribiendo el guión de aquel largo inicial junto al escritor Pablo Tonello (su coguionista en "55 pastillas") , no sé aún si tendrán continuidad los roles, pero el contexto narrativo y el casting serán los mismos".

Escena del corto "55 pastillas"
Escena del corto "55 pastillas"
El corto, con buena repercusión en el pase de prensa de hoy, tuvo un proceso creativo que insumió más de dos años para explorar la nocturnidad con la música electrónica como fondo, donde las drogas sintéticas mandan.

Un corto logrado, con interpretaciones orgánicas, donde el realizador sólo se decide a acompañar a los personajes en su viaje mientras se alejan sin querer de la infancia, sin bajada de línea ni mirada antropológica.

"La idea es que desde Venecia el corto empiece un recorrido por festivales internacionales y se vea lo más posible, mi carrera está arrancando, empecé a estudiar hace diez años, fui, volví, ahora estoy terminando unas materias en la FUC".

Para Muro, la realización del corto fue, "más una aproximación, no se trata de una elección estética, necesitaba probar cómo funcionaban las criaturas en la historia para llegar al largo"

Admirador del cine nacional, reconoce tratar de ver "todo lo que puedo", mientras admite la influencia de Martín Rejman ("Rapado") escritor y cineasta argentino, en el desarrollo narrativo del corto.