21/08/2015 teatro

Diego Lerman y la vida de una maestra rural en la inmensidad de la llanura pampeana

El director teatral y cineasta, junto a la actriz María Merlino, presentan cada sábado en ´Santos 4040´ del barrio porteño de Chacarita, dos funciones de "Cómo vuelvo", adaptación de algunos cuentos de la escritora argentina Hebe Uhart, en donde proponen un recorrido íntimo y sensorial por las frustraciones de una maestra rural oprimida en la inmensidad de un pueblo perdido de La Pampa.

"Es una maestra rural que no logra encajar en ninguna de las instituciones en las que enseña; que tiene una gran vocación por enseñar pero que no es valorada por ninguna de las directoras de los colegios en los que trabaja", comienza explicando María Merlino, también protagonista de las dos obras anteriores de Lerman.

"Todo el tiempo fracasa en su intento por impartir conocimiento -añade- y a cada fracaso le busca la vuelta, le encuentra el modo de entusiasmarse para seguir, hasta que se va quedando y, finalmente, se pierde de ella misma".


La prosa de Hebe Uhart llegó a esta dupla casi por persistencia: Merlino dice que conoció sus cuentos hace más de una década, que la conmovieron y que, en el fondo, nunca los dejó ir. Pero fue recién hace dos años que decidió convertir esa presencia omnisciente en una obra teatral.

"Tiene una escritura muy minuciosa, que va al detalle, de una sencillez muy grande pero que a la vez tienen una gran profundidad. Para mí son historias en apariencias muy simples que te dejan pensando: de ahí nuestra intención de que la pieza tuviera cierto halo a fábula campestre", indicó Lerman.

La prosa de Hebe Uhart llegó a esta dupla casi por persistencia: Merlino dice que conoció sus cuentos hace más de una década, que la conmovieron y que, en el fondo, nunca los dejó ir

"Primero la llamé a Hebe -continuó ella- le pregunté si podíamos adaptar sus textos y me dijo: 'Hacé lo que quieras con los cuentos, pero eso no quiere decir que me guste lo que hagas' y me pareció una respuesta digna de ella, que es un personaje muy interesante, con su humor, aunque no sé si lo dijo con humo pero yo preferí tomarlo así".

Y de la selección que hicieron con Lerman quedaron "Maestrita," "Una se va quedando", "Un día cualquiera" y "Cómo vuelvo": "No soy dramaturga, es la primera vez que adapto cuentos y lo que quise es que pareciera una sola maestra manteniendo el espíritu de Hebe", contó Merlino.

"Digamos que se trata de la historia de una mujer muy culta, con muchas inquietudes y entusiasmo pero sin espacio en los lugares que transita. Al final se le abre el mundo y empieza a preguntarse también cómo volver atrás en el tiempo para hacer algo distinto. Y ahí es donde, para mí, aparece lo filosófico en esta pieza", indicó el director de "La mirada invisible".

"Esta maestra está todo el tiempo transitando un borde muy fino y esa dualidad entre su vida de siempre y el mundo nuevo que se le abre me resultaba muy seductor; el sentir que no pertenece a ningún lado, del choque entre sus convicciones y la realidad que todo el tiempo le contrasta", remarcó Lerman.

"Porque sus alumnos, en relación a sus elevadas aspiraciones educacionales, le devuelven algo muy frustrante. Es muy atractivo ese choque y esa fisura", señaló.

El primer gran desafío que les impuso esta pieza fue conseguir un espacio cerrado que permitiera, a la vez, reproducir horizonte ilimitado que parece dibujar La Pampa.

"Yo quería probar la ruralidad en un teatro, que es casi antagónica por los espacios: el escenario es un área acotada y la ruralidad es algo que se expande", describió Lerman.

"Queríamos romper la idea de caja negra, de cubo: había una idea de horizonte, de esos lugares donde uno se para y está claro donde está", dijo el director sobre esta sala que tiene una profundidad inusual.

Así, "Como vuelvo" ofrece el contraste entre la lograda pretensión de una historia intimista y la inmensidad de un espacio inabarcable: "Hasta ahora las tres obras que hemos hecho en teatro tienen que ver con un despojo general, con María como unidad mínima y, desde ahí, el objetivo de generar muchos matices".

La primera de esta dupla (que, además, es pareja en la vida real) fue "Nada del amor me produce envidia", sobre una costurera a la que Eva Perón y Libertad Lamarque le encargan el mismo vestido y, luego, "Qué me has hecho vida mía" (2012) que narra la carrera de Fanny Navarro, actriz icónica del primer peronismo.

"El estar sola en escena ya lo tengo incorporado, ese no es el problema, sino el tono de la obra, porque me encontré con un espacio hostil como La Pampa misma: muy grande, donde la soledad se siente y el texto transita un hilo bastante delicado", confesó Merlino.

"Cómo vuelvo" se presenta los sábados a las 20 y a las 22 en Santos4040, en la calle Santos Dumont 4040.