17/08/2015 aniversario

Rosa Bru: "Hoy cumplo un ao ms sin entender por qu los asesinos de Miguel no dicen dnde est"

Al cumplirse 22 años del secuestro de Miguel Bru, un estudiante de periodismo asesinado por personal policial de La Plata, su madre Rosa Schenfeld de Bru realizó una vigilia en las puertas de la Comisaría.

Con una emotiva vigilia, en la que participaron estudiantes y docentes de la Facultad de Periodismo de La Plata, entidades que luchan por los derechos humanos, familiares y amigos de Miguel Bru, recordaron al joven secuestrado el 17 de agosto de 1993 por personal de la Comisaría Novena de La Plata.

Precisamente en las puertas de dicho lugar, se montó una radio abierta, con proyección de videos y exposición de fotos, que recordaban al estudiante que fue asesinado cuando tenía 23 años.

"Hoy se cumple un año más sin entender por qué (los asesinos) no dicen dónde está Miguel, más allá de las oportunidades que tuvieron como cuando recibieron la condena y les dijeron que si decían donde estaba el cuerpo iban a tener reducción de penas", dijo visiblemente emocionada, Rosa Schenfeld de Bru.

Al respecto, aseguró que "sigo con la esperanza de que me digan dónde está Miguel", y valoró el compromiso mostrado por organismos de derechos humanos, dirigentes políticos y sociales, que "siempre apoyaron la lucha por saber dónde está Miguel, sin pedir nada a cambio".

La mujer lamentó que los responsables de la desaparición de su hijo "nunca colaboraron para decir dónde está Miguel y hoy es un año más que venimos a este maldito lugar, donde hay una placa" en su memoria.

El juicio oral y público por el crimen de Miguel se realizó en 1999, y en él fueron condenados a prisión perpetua los ex policías Walter Abrigo y Justo López, por torturas seguida de muerte, y por encubrimiento el ex comisario Domingo Ojeda y al ex oficial Ramón Ceressetto.

En diciembre de 2010 culminó, sin resultados, el último rastrillaje para encontrar al joven. Ya se realizaron más de 36 operativos de búsqueda que no arrojaron resultados.

Rosa recordó que "uno de sus asesinos (por el ex policía Walter Abrigo) tiene una tumba, nosotros tendríamos que tener el mismo derecho pero no nos lo dan", al tiempo que cuestionó que los condenados estén gozando de la libertad, pese a haber sido condenados a prisión perpetua.

Explicó que "está claro que sus torturadores y sus asesinos saben dónde está Miguel" y repudió que "hay tres o cuatro (policías) que caminan en la calle y saben dónde está, como el propio López que pese a haber sido condenado a prisión perpetua hoy está en libertad".

"La policía hoy sigue teniendo beneficios ante la justicia, por eso digo que 'no hay maldita policía, sino maldita justicia'", agregó indignada, y resaltó que "sigo con la esperanza de que me digan dónde está".

Como parte de las actividades previstas para recordar a Miguel Bru, este miércoles se realizará una charla debate sobre la violencia institucional a partir de las 9.30 horas en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, con presencia de familiares de víctimas y referentes del trabajo por los derechos humanos.

También se inaugurará una Biblioteca popular en la Casa de Cultura y Oficios Miguel Bru, sede que la ONG tiene desde el 22 de agosto de 2002 en Ciudad de Buenos Aires.

Dicha ONG, que es apadrinada por León Gieco, brindó patrocinio jurídico, asesoramiento y acompañamiento a infinidad de familiares que acercaron sus dolores y ausencias, víctimas de la violencia institucional.