28/07/2015 conflicto

"El conflicto en la lnea 60 es poltico porque los delegados no quieren ms al grupo Dota", dijo el titular de UTA

El secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, indicó que los choferes quieren que “no funcione el grupo de empresarios que se quedó con Monsa, que es el grupo Dota, pero uno no puede elegir los patrones”.

El sindicalista afirmó hoy que los trabajadores de la línea 60 “están afuera de todo margen” e indicó que el conflicto "es un tema político porque los delegados no quieren más al grupo Dota".

Recordó que el conflicto, que lleva 33 días, comenzó con la decisión de no cobrar boleto por el despido de un trabajador llamado Ariel Benítez, que motivó la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

“Ellos decían que querían que suba al colectivo y maneje, pero les dije que la empresa tiene la obligación de reincorporarlo y si lo va a subir a un colectivo o lo va a dejar en un banco lo decide la empresa. Lo importante es que le iba a dar trabajo pero ellos dijeron que no van a acatar la medida de esa manera”, apuntó Fernández en declaraciones a Radio Splendid.

“Me decían que iban a acatar la conciliación a su manera que es no cortando boleto, pero como UTA no podemos avalar una medida como esa que esta afuera de los estatutos del gremio”, añadió.

"La empresa echó a 47 trabajadores por cortar mal el boleto, yo mismo hablé con la empresa y hace 15 días que están reincorporados", manifestó, y agregó que el conflicto “lamentablemente es político porque no quieren más al grupo Dota”.

"Esta gente está afuera de todo margen, acá hay un partido político que aprovecha la situación", manifestó Fernández, que apuntó contra agrupaciones de izquierda presentes en el bloqueo al tránsito que realizaron los choferes hoy en Puente La Noria y en la autopista Panamericana.