23/07/2015 seguros

La actividad aseguradora creci 42% en el primer trimestre de 2015

En comparación con igual período del año anterior, el sector representa el tres por ciento del PIB y da empleo a más de 60 mil personas, aseguró el titular de la Superintendencia de Seguros de la Nación, Juan Bontempo.

La Superintendencia es un organismo dependiente del Ministerio de Economía, de 78 años de antigüedad, y su principal objetivo es supervisar la solvencia del sistema asegurador.

El sector del seguro es el segundo inversor institucional luego del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, y el stock de inversiones de las compañías aseguradoras suma cerca de 150 mil millones de pesos.

"Nosotros supervisamos el funcionamiento y la solvencia de ese fondo, integrado por cerca de 200 aseguradoras nacionales y extranjeras. Hay desde cooperativas y pequeñas empresas, hasta grandes compañías internacionales", describió Bontempo en diálogo con Télam.

Bontempo, santacruceño de 45 años, desde hace cinco años administra la Superintendencia y destacó que el llamado inciso K del Reglamento General de la Actividad, dispuesto en el 2011, obliga a las compañías aseguradoras a destinar parte de sus inversiones en la economía real.

"La petrolera YPF se financió en parte en los últimos años con el stock de inversiones de las aseguradoras", mencionó como ejemplo, y cuantificó que alrededor del 40 por ciento del inciso K, cercano a los 23 mil millones de pesos, tuvo como destino a la petrolera.

Bontempo precisó que el inciso K determina que las compañías aseguradoras tienen un menú de un centenar de instrumentos financieros para invertir entre los que se encuentra YPF, que por su actividad se convirtió en una opción "super atractiva y rentable".

"También hay cerca de 1.000 millones de pesos orientados a las pymes, y otro tanto a proyectos de infraestructura", afirmó.

El funcionario señaló que en Brasil y Perú están interesados en analizar la implementación llevada adelante por la Superintendencia argentina, y los alcances del inciso K.

"Las compañías aseguradoras invierten generalmente en títulos públicos y plazos fijos, y de esta forma se hace que parte de la inversión se direccione a la economía real", indicó.

En relación con el crecimiento del 42 por ciento registrado por la actividad aseguradora, Bontempo señaló que está vinculada con el crecimiento del mercado interno. "Es el impulso de la demanda", afirmó, y graficó que gran parte de la vida diaria está signada por la actividad.

Ejemplificó que cuando una persona consigue empleo está cubierta por un sistema de riesgo de trabajo (ART), cuando compra un auto contrata un seguro, cuando adquiere un electrodoméstico puede optar por un seguro, y cuando concurre a un espectáculo o viaja en un medio de transporte, también cuenta con un seguro.

"La actividad aseguradora ha crecido algunas veces más que el PIB y actualmente representa tres por ciento" del Producto Interno Bruto, calculó. Remarcó que el sector genera más de 60 mil puestos de trabajo, y que entre junio del año pasado y junio de este año la producción de seguros en el país representó 160 mil millones de pesos.

Bontempo indicó que desde 2011 a la fecha se abrió un promedio de tres aseguradoras por año, y que el mercado está desconcentrado y atomizado en cientos de compañías, con importante participación de mutuales y cooperativas.

"En los últimos 12 años abrieron más compañías y se originaron más puestos de trabajo", aseguró, y consideró que como la economía está orientada al consumo interno, el sector asegurador fue "uno de los grandes beneficiarios del modelo".

"En estos años de gestión le dimos a la Superintendencia la impronta de vinculación con el ciudadano. Se creó la oficina de atención al asegurado, se abrieron delegaciones en el interior y se promocionó la actividad aseguradora porque genera ahorro interno para el país", enumeró.

También señaló que la Superintendencia se encuentra trabajando junto con el Ministerio de Agricultura en la implementación del seguro agrícola.

"Es importante crear un sistema de transferencia de riesgo" en cuanto al seguro agrícola, explicó Bontempo, y recordó que ante una inclemencia climática como el granizo, inundaciones o incendios, por ejemplo, el Estado financia el recupero de la actividad a través de la declaración de la emergencia agropecuaria, pero "el seguro agrícola busca terminar con esa lógica. Como es un tema que tiene cierta complejidad estamos avanzando en su tratamiento con el Ministerio de Agricultura", señaló.

"Argentina es un gran productor de alimentos y estamos analizando un seguro de índice, paramétrico, que nos permita establecer con precisión cuánto y dónde está la pérdida", ocasionada por la inclemencia climática.

Dijo que la Superintendencia también procura fomentar la cultura aseguradora a través del programa 'El seguro va a la escuela', en el cual los productores o vendedores de seguros van a los colegios a dar charlas y se entrega material pedagógico a los docentes.