13/07/2015 Caf Vinilo

La pianista Mijal Guinguis presenta "Pequeas eternidades"

La pianista, cantante y compositora Mijal Guinguis, presentará mañana en el Café Vinilo del barrio porteño de Palermo su nuevo álbum, "Pequeñas eternidades", con una estética personal y una escritura que enfatiza la sonoridad de la orquesta de cuerdas que la acompaña y para la que fueron pensadas específicamente estas creaciones.

El álbum -el tercero editado por la pianista- será interpretado mañana desde las 21 en el tradicional espacio de Gorriti 3780.
Con una intensa y extensa trayectoria en breve tiempo, Guinguis, de 31 años, eligió en "Pequeñas eternidades" poner en primer plano su pericia como compositora y su capacidad para desplazarse entre los arreglos de cada uno de los instrumentos de la orquesta.

"El acto de composición es, tal vez, el hecho de mayor libertad que se puede ejercer con la música y el disco potencia precisamente esa dimensión", aseguró en diálogo con Télam.

Formada en la escuela del Sindicato Argentino de Músicos, Guinguis, publicó su primer material discográfico en 2006, "Lo que respiro", con canciones propias que grabó en un formato solitario de piano y voz.

En 2010 presentó su segundo álbum, "Sentido contrario", con canciones que le permitieron la exploración de diversas posibilidades sonoras y expresivas, concebidas desde una intensa búsqueda poética, melódica y rítmica.

Una vez más, con "Pequeñas eternidades" eligió el camino de sus propias obras. "Fue un proceso de cuatro años de trabajo entre la composición, el trabajo con los arreglos y, finalmente, su registro, todo pensado especialmente para una sonoridad de un ensamble de cuerdas".

"En los otros discos primero compuse las canciones y luego buscaba el mejor modo de desarrollarlas, de ver qué es lo que necesitaban. Acá el proceso fue al revés, escribí para estos instrumentos, para estos músicos", dijo.

La orquesta que acompaña a la pianista está conformada por Guadalupe Tobarías (violín), Herman Ringer (violín), Alejandro Terán (viola), Lucas Argomedo (violoncello), Nicolás Rainone (contrabajo), Nicolás Echeverría (percusión), Gonzalo Arévalo (percusión) y Juan Pablo Di Leone (flauta).

"El tocar con músicos de tanto nivel, que tocan la partitura mejor de lo que podés haber imaginado, siempre da la posibilidad de un desarrollo en los arreglos en el momento del registro", aseguró.

"Pequeñas eternidades" es un disco conformado por once composiciones que transmiten una idea de "atemporalidad", sin poder anclar esas músicas en un tiempo preciso.

Despreocupada por las clasificaciones, Guinguis se confesó "atenta" a los movimientos musicales de Buenos Aires, aunque sin ubicar su estética bajo un temperamento definido. "Claro que hay referencias claras y directas, como lo son el piano Diego Schissi y Diego Penelas, con quienes he estudiado, pero trato de desarrollar la escritura desde un lugar personal, que es el que me das más placer", reveló.

"Quizá por la forma de tratar los arreglos haya que decir que hay una aproximación a la música clásica, pero la mejor forma de reconocer a 'Pequeñas eternidades' está en su escucha directa, sin la intermediación de la palabra", concluyó.
etiquetas