29/06/2015 Justicia

Gabriela Vzquez: "Cabral pretende atornillarse en una subrogancia que no tiene legitimidad"

La presidenta del Consejo de la Magistratura negó hoy “absolutamente” que haya existido una motivación política en el apartamiento del ex juez de la Sala I de la Cámara de Casación Penal.

“El doctor Cabral, aunque es juez con acuerdo del Senado para ser juez del Tribunal Oral Criminal 9 -que juzga homicidios, robos y hurtos-, no tiene acuerdo para ser juez de Casación Federal ni está en ninguna lista de conjueces con acuerdo del Senado ni cumple con las leyes”, aseveró la jueza de la Cámara del Trabajo y titular del Consejo de la Magistratura.

Así lo señaló en declaraciones formuladas esta mañana a la radio FM Vorterix, en las que indicó que, “hace tres años, violándose todo el régimen legal del artículo 31 de la Ley 1.285”, Cabral había sido “designado a dedo” como vocal de la Cámara Federal de Casación Penal, en la Sala I.

Allí, afirmó que el juez “pretende atornillarse en una subrogancia que no tiene legitimidad ni constitucional ni legal” y respondió con un rotundo “absolutamente”, cuando le preguntaron si, entonces, descartaba que el apartamiento se vinculara con un inminente pronunciamiento de esa Sala en relación al Memorándum de Entendimento con Irán.

En este marco, Vázquez justificó la decisión adoptada por el Consejo de la Magistratura el jueves último como un tema de “tutela judicial efectiva”, y remarcó que las subrogancias “son temporarias, no son eternas”.

Sostuvo que, tras la puesta en vigencia el 15 de junio pasado de la Ley 27.145 de designación de subrogancias, “Casación Federal remitió al Consejo un oficio en el que solicitaba que se procediera a ratificar, prorrogar o modificar sus designaciones”.

“Cabral, junto a otros jueces, cesaban en sus subrogancias y, ahora, le tocaba al Consejo”, afirmó Vázquez, quien indicó que la decisión del apartamiento de Cabral fue votada por siete de sus integrantes y rechazada por cuatro miembros.

En el curso de la entrevista, la titular del Consejo de la Magistratura negó que haya sido sorpresivo el tratamiento de ese tema y sostuvo que, de hecho, había convocado a ese “plenario extraordinario con ese orden del día”.

De esta forma respondió cuando se la consultó por las críticas que recibió desde la oposición el hecho de que el plenario haya sido realizado sin la presencia de dos de sus consejeros, Ángel Rozas y Gustavo Valdés.

Por otro lado, cuestionó la “productividad bajísima” de la Sala I que integraba Cabral, que -según indicó- “sacó 1.092 sentencias en el 2014” contra “3.177 de la Sala IV”, lo que hace que “no supere un test de protección de tutela judicial efectiva de la gente”.