19/06/2015 Entre Ros

El Centro de Medicina Nuclear y Molecular de Oro Verde se encuentra en su etapa final de construccin

El Centro de Medicina Nuclear y Molecular que se erige en la localidad entrerriana de Oro Verde ingresó en "su etapa final" de construcción, equipamiento y selección de recursos humanos, según informaron desde el gobierno provincial.

El Centro del barrio El Triangular de Oro Verde, a 10 kilómetros de la capital provincial, adquirió equipos de alta tecnología que prevé incorporar otros "en estos días", con una una inversión de 12 millones de dólares, que se suman a los 40 millones de pesos destinados a la obra civil.

La inversión es realizada por el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación, el Instituto de Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper) y la Comisión Nacional de Energía Atómica (Cnea).

El referente de la Cnea Diego Passadore indicó que ya se adquirieron un equipo de cámara gamma, un híbrido de medicina nuclear y uno de resonancia magnética, y que se sumarán "un tomógrafo para estudios de tratamientos de radioterapia, y un equipo PET/CT híbrido".

El Centro Nuclear entrerriano "forma parte de una red que se establece" en las provincias de Salta, Formosa, La Pampa , Santiago del Estero, Santa Cruz y Río Negro, donde se construyen nuevos establecimientos de este tipo y se realizan "mejoras en otros que ya existen", como los de Mendoza y Buenos Aires.

El funcionario nacional afirmó que una vez que se acuerde con empresas proveedoras y seleccionen el equipamientos, el Ministerio "completará el resto de la inversión para hacer coincidir la disponibilidad de los fondos con el compromiso asumido frente a los proveedores".

Por su parte, el presidente del Directorio del Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper), Fernando Cañete, resaltó que los equipos que se instalarán serán "únicos en Latinoamérica, y Entre Ríos se potenciará con este desarrollo".

La construcción del Centro "apunta a la formación, capacitación e investigación del desarrollo de la energía nuclear en la medicina".

En tanto, consideró que el equipo PET/CT híbrido que se obtendrá consiste en una técnica diagnóstica "que evalúa 'in vivo', de manera no invasiva, la biodistribución de un radiofármaco emisor positrónico en diferentes órganos o tejidos".

De esta manera, el aparato genera "imágenes tomográficas a partir de la detección de los fotones de aniquilación que producen estos positrones", aseguró Cañete.

El Centro tendrá una superficie cubierta de 3.500 metros cuadrados y su construcción está a cargo de una Unión Transitoria de Empresas (UTE) constituida por Antolín Fernández SA y Mundo Construcciones SA.