11/06/2015 Aniversario

Saavedra Lamas, gestor del fin de la Guerra del Chaco y primer premio Nobel para la Argentina

El acuerdo para poner fin a la cruenta Guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay, de cuya firma se cumplen mañana 80 años, contribuyó a que su principal inspirador, el entonces canciller de la Argentina, Carlos Saavedra Lamas, ganara en 1936 el primero de los cinco premios Nobel obtenidos por argentinos.

Apenas asumió como canciller, el 20 de febrero de 1932 -ocuparía el cargo durante el sexenio completo del presidente Agustín Justo, hasta la misma fecha de 1938-, Saavedra Lamas fijó entre sus prioridades la búsqueda de la paz entre Bolivia y Paraguay, que venían registrando incidentes desde 1928.

 A su iniciativa se debe la "Declaración del 3 de Agosto", suscripta en Washington por los cancilleres de la región en esa fecha de 1932, casi 50 días después del hecho -la toma de un fortín paraguayo- al que muchos historiadores considerarían más tarde como el comienzo formal de la guerra

"Las Naciones de América no reconocerán arreglo territorial alguno de esta controversia que no sea obtenido por medios pacíficos, ni la validez de adquisiciones territoriales que sean obtenidas por ocupación o conquista por la fuerza de las armas", advirtió la Declaración, aceptada dos días más tarde por Paraguay pero no por Bolivia.

Tras oponerse a la propuesta de una Comisión de Neutrales -derivada de aquella Conferencia de Washington- que hubiera significado la injerencia de Estados Unidos en el conflicto, Saavedra Lamas continuó buscando, junto a colegas de los países vecinos, fórmulas para poner fin a la conflagración.

Luego del fracaso de varias instancias, finalmente llegó la constitución del grupo mediador integrado por la Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos, Perú y Uruguay, que logró que el 12 de junio de 1935 Bolivia y Paraguay se avinieran a firmar en Buenos Aires el cese definitivo de las hostilidades.

Entretanto, el canciller argentino había promovido el Pacto Antibélico -también conocido como Pacto Saavedra Lamas- que en 1933 suscribieron 21 países americanos y europeos, y que resultó el principal motivo por el que la Academia de Suecia resolvió otorgarle el Premio Nobel de la Paz.

Nacido en Buenos Aires el 1 de noviembre de 1878, Saavedra Lamas era bisnieto del presidente de la Primera Junta de gobierno patrio en 1810, Cornelio Saavedra y nieto del gobernador bonaerense Mariano Saavedra y, por vía materna, del canciller y ministro de Hacienda uruguayo Andrés Lamas.

También fue yerno del presidente Roque Sáenz Peña, al casarse con su hija Rosita.

Abogado graduado en la Universidad de Buenos Aires (UBA), Saavedra Lamas fue diputado nacional (1908-15) y ministro de Justicia e Instrucción Pública (1915-16) del presidente Victorino de la Plaza.

Durante el gobierno de Marcelo T. de Alvear (1922-28) intervino en la redacción del Código de Trabajo, propuso elevar a la categoría de ministerio al entonces Departamento Nacional del Trabajo -cosa que ocurriría solo tras la reforma constitucional de 1949- y en 1928 resultó el primer argentino designado para presidir la Conferencia Internacional del Trabajo.

Al terminar su gestión como canciller -en cuyo carácter presidió en 1936 la Conferencia Panamericana y la Asamblea de la Sociedad de Naciones, antecesora de la actual ONU-, Saavedra Lamas dejó la actividad política.

Fue rector de la UBA (1941-43), profesor de varias cátedras en las facultades de Derecho y Filosofía y Letras de la UBA y de Derecho de la Universidad de La Plata, y presidió la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales (1951-58). Murió en Buenos Aires el 5 de mayo de 1959.