05/06/2015 Demolicin

Intentan demoler una vivienda por orden judicial con cuatro nios adentro en San Isidro

Unos 60 policías ingresaron el martes por orden de una jueza de faltas en una vivienda del barrio Uspallata, en la localidad de Béccar, y demolieron parte de una obra "por un supuesto riesgo en la construcción" mientras se encontraban en la casa cuatro niños de entre 2 y 8 años.


"Se trata de un caso de violencia institucional" dijo a Télam el abogado de las familias, César San Juan, y agregó que el procedimiento se basó en "un riesgo abstracto" de la construcción que "puso en peligro la integridad de una familia con cuatro niños".

Para el letrado "fue un episodio más del hostigamiento que sufren las familias del barrio Uspallata por parte del Municipio de San Isidro que, antes de la sanción de la Ley de Expropiación provincial, quiso erradicar a los habitantes del lugar en el marco de 'un Plan de Desarrollo Habitacional', que iba a posibilitar desalojar las tierras con fines inmobiliarios".

San Juan explicó que tras quedar sin efecto esa decisión "los vecinos del barrio Uspallata viven a merced de actos de hostigamiento, y discriminación porque no es razonable que bajo el pretexto de un supuesto riesgo en la ampliación de la vivienda se ponga en peligro a la personas".

El martes pasado, unos 60 policías se presentaron en el terreno ubicado en Padre Acevedo y (la calle) Uspallata, donde una familia estaba levantando una pared para construir la planta alta de la casa.

"A raíz de que no respetaba el código de planeamiento urbano, según la resolución de la jueza, la policía procedió a la demolición", detalló San Juan.

"Lo insólito fue que la demolición ocurrió a la misma hora que la dueña de casa y madre de familia había sido citada por el Juzgado, donde le anunciaron que se estaba demoliendo esa construcción y que si quería alguna ayuda​,​ ​tenía que ir a ​De​sarrollo ​Social" del municipio, informó el abogado​.

​El abogado denunció que "al menor de los hermanos de la mujer -de 16 años- lo pasea​ro​n hora y media arriba de un patrullero" sin notificar a la familia que se lo habían llevado y al otro hermano de la mujer de 22 que también fue detenido, los liberaron a las horas.
etiquetas