05/06/2015 Al Hasakah

El Estado Islmico y el Ejrcito sirio volvieron a enfrentarse cerca de una ciudad nortea

Yihadistas libraron nuevos combates con el Ejército sirio en su intento por tomar la norteña Al Hasakah, capital de la provincia homónima, en una ofensiva que ya dejó 176 muertos en siete días, informaron la prensa estatal y activistas.

La agencia de noticias estatal siria SANA, que citó a una fuente militar, dijo que la aviación del gobierno del presidente Bashar Al Assad usó "fuego aéreo para destruir equipamientos perteneciente a los terroristas del EI" cerca de Al Hasakah.

De ser conquistada por el EI, sería la segunda capital provincial, además de la oriental Al Raqa, controlada por los yihadistas, que el año pasado proclamaron un "califato" en los territorios contiguos sirios e iraquíes que dominan

La ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que los combates en Al Hasakah, cuyo control se reparten fuerzas kurdas y el gobierno, eran muy intensos y que la aviación utilizó bombas barril, es decir grandes contenedores repletos de explosivos.

Desde el inicio de su ofensiva contra la capital de la provincia del extremo noreste de Siria, el 30 de mayo, el EI avanzó por el sur de la ciudad apelando a ataques suicidas con coches bomba y a disparos de morteros.

El asalto de siete días dejó 176 muertos, dijo hoy el Observatorio, que es opositor al presidente Al Assad y que documenta la guerra desde Londres con informantes dentro de Siria.

Un total de 71 eran soldados o combatientes leales al gobierno y 59 extremistas.

A estas víctimas se suman 43 miembros del EI y familiares suyos, además de tres civiles, que perdieron la vida por los bombardeos de la aviación gubernamental contra el pueblo de Al Shadadi, bastión de los radicales próximo a Al Hasakah, agregó la ONG, informó la agencia de noticias EFE.

Los yihadistas, que han expandido los territorios bajo su control en el norte y este de Siria y en el vecino Irak, capturaron varios puntos estratégicos de Al Hasakah, incluyendo una prisión y una central eléctrica.

Como consecuencia, la ciudad se encuentra desde hace días sin luz, dijo hoy un activista local, Arin Shekhmos, citado por la cadena BBC.

Milicias kurdas que combaten al EI en otras partes de la provincia de Al Hasakah aún no han participado de los combates que ocurren al sur de la capital, dijo el Observatorio.

Al-Watan, un diario cercano al gobierno, criticó ayer a los kurdos por no ir al auxilio del Ejército y la ciudad.

La pérdida de la ciudad sería otro fuerte golpe para Al Assad luego de varios reveses militares de importancia, incluyendo la toma de la antigua ciudad de Palmira por el EI, el mes pasado, y la caída de la capital provincial de Idleb, en marzo.

De ser conquistada por el EI, sería la segunda capital provincial, además de la oriental Al Raqa, controlada por los yihadistas, que el año pasado proclamaron un "califato" en los territorios contiguos sirios e iraquíes que dominan.

El avance del EI, que el mes pasado tomó en Irak la ciudad de Ramadi, capital de la provincia occidental de Al Anbar, puso en entredicho la campaña de ataques aéreos encabezada desde el año pasado por Estados Unidos contra los yihadistas en Siria e Irak.

En una cumbre en París celebrada esta semana, los países de la coalición anti EI ratificaron la estrategia, pese a que Siria, que no ha autorizado los bombardeos de la coalición, e incluso Irak, que sí los permite, la calificaron de "fracaso".

Según dijo Estados Unidos, unos 10.000 yihadistas fueron muertos desde que comenzaron los ataques aéreos.
etiquetas