27/05/2015 Yemen

Cerca de 80 muertos y centenares de heridos, en los bombardeos sauditas contra bases rebeldes

Ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudita contra bases de rebeldes hutíes en la capital y otra ciudad de Yemen dejaron hoy casi 80 muertos y un centenar de heridos, en los bombardeos más mortíferos desde el inicio de la intervención extranjera en el conflicto en el país árabe, informaron fuentes de seguridad.

El ataque más letal ocurrió en la capital, Sanaá, al mediodía, cuando seis bombardeos de la coalición contra un extenso cuartel policial bajo control hutí mataron al menos a 45 personas e hirieron a otras 100, según informaron fuentes de seguridad hutíes a la agencia de noticias EFE.


De acuerdo a las fuentes, los cazabombarderos de la coalición centraron sus miras sobre un grupo de hutíes que retiraba armas de los depósitos, localizados en la zona de Al Sabain, cerca del barrio residencial de Heda, que alberga embajadas y sedes de empresas extranjeras.

Tras el ataque a las céntricas instalaciones, que sembró el pánico entre los civiles, una gran columna de humo negro se alzó al cielo desde el cuartel mientras se sucedían más explosiones a medida que estallaban los almacenes de proyectiles.

La guerra provocó un virtual colapso del país y una terrible crisis humanitaria, con unos 1.850 muertos, incluyendo más de 1.000 civiles, y más de medio millón de desplazados

 Previamente, durante la madrugada, la coalición también atacó desde buques de guerra el puerto militar y el cuartel de la brigada de las Fuerzas Costeras en la ciudad de Hodeida, en manos de los hutíes y situada en la costa del mar Rojo.

Estos bombardeos destruyeron un buque militar yemení y un segundo resultó dañado, pero no se informó de víctimas.

Varios proyectiles impactaron además en la Facultad de Medicina de la Universidad de Hodeida, causando la muerte a cuatro guardias de seguridad, señaló a EFE un estudiante.

El universitario insistió en una conversación telefónica en que en la facultad no hay combatientes hutíes, por lo que expresó su extrañeza ante este ataque.

Por otro lado, la televisión Al Masira, de los hutíes, informó que otros bombardeos de la coalición en la zona de Hodeida causaron 30 muertos.

El pasado 26 de marzo, una coalición liderada por Arabia Saudita declaró la guerra a los rebeldes hutíes del Yemen que, junto a tropas leales al derrocado presidente Ali Abdullah Saleh, intentan reponerlo en lugar de Abdo Rabu Mansur Hadi, quien ante la presión hutí se exilió en Arabia Saudita.

Hasta el día de hoy, la coalición concentró sus bombardeos en posiciones de los hutíes y sus aliados, y en bloquear sus puertos marítimos, mientras sobre el terreno se enfrentan los rebeldes y las fuerzas leales a Mansur Hadi.

La ONU aplazó las conversaciones de paz sobre Yemen que iban a comenzar mañana en Ginebra, en medio de incertidumbre sobre quiénes iban a participar del diálogo

Sin embargo todavía no logró su objetivo fundamental, que es la retoma de Adén, última residencia de Hadi antes de abandonar el país para refugiarse en Riad.

Los continuos enfrentamientos, solo interrumpidos durante cinco días a mediados de mayo por una tregua humanitaria, que apenas fue cumplida por las partes, impidieron sistemáticamente la entrada de ayuda humanitaria al país, el más pobre de la península arábiga. 

Hutíes y militares partidarios de Mansur Hadi ocupan la capital, buena parte del norte del país y sectores de la costa, al sur.

La guerra provocó un virtual colapso del país y una terrible crisis humanitaria, con unos 1.850 muertos, incluyendo más de 1.000 civiles, y más de medio millón de desplazados desde el inicio de la ofensiva saudita, además de una creciente escasez de agua, alimentos y medicinas, según estimaciones de la ONU.

Ayer, la ONU anunció el aplazamiento de una serie de conversaciones de paz sobre Yemen que iban a comenzar mañana en Ginebra, en medio de incertidumbre sobre quiénes iban a participar del diálogo.

Según el comunicado oficial, el diálogo fue postergado a una fecha aún no definida, a partir de un pedido del gobierno de Yemen y de otros "actores claves" en el conflicto en el país más pobre de la península Arábiga, con el fin de "tener más tiempo para preparar" las negociaciones.

Yemen fue escenario de revueltas políticas en 2011, al calor de la llamada Primavera Árabe, pero desde los últimos meses sufre un conflicto armado que convirtió a la nación en un estado fallido.
etiquetas