14/05/2015 Chile

Dos estudiantes fueron asesinados durante una marcha en Valparaso

Dos personas que participaban de una marcha estudiantil en Chile murieron tras ser atacados por un hombre que los baleó porque estaban dañando con pintura el frente de su domicilio, informaron fuentes policiales.

Dos manifestantes fueron asesinados durante una marcha en Valparaso

El ministro del Interior, Jorge Burgos, lamentó las muertes e identificó a las víctimas como Exequiel Borvarán Salinas, de 18 años, y Diego Guzmán Farías, de 25, quien era militante del Partido Comunista.




"Condenamos todo tipo de violencia y lamentamos el deceso de estos dos jóvenes, junto con expresar nuestro más sentido pesar por este hecho", señaló Burgos desde el Palacio de la Moneda, en un contacto con la prensa en el que anunció además que el Gobierno será parte de la querella criminal en contra del responsable de los disparos.

Luego de conocer el hecho, la diputada comunista y ex dirigente estudiantil Camila Vallejo exigió justicia por tan macabro crimen. "Queremos que se haga justicia, que se investigue bien lo que sucedió y que sea un aprendizaje para el país de que nada justifica estos hechos".

En tanto, la también diputada y secretaria general de las Juventudes Comunistas, Karol Cariola, repudió el asesinato y convocó a una "velatón" para esta noche, tanto en Valparaíso como en Santiago, para condenar masivamente el asesinato.

"Esto no puede volver a ocurrir; el asesino no tiene ninguna justificación", declaró la congresista a través de su cuenta de Twitter.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile y vocera de la Confech, Valentina Saavedra, advirtió en la conferencia de prensa ofrecida para evaluar el resultado de la manifestación que "no puede ser que la propiedad valga más que la vida".

"Queremos mandar toda nuestra solidaridad a las familias de nuestros compañeros. Estamos convencidos de que estaban haciendo uso de su libertad de expresión, de marchar y de ocupar las calles, como todos los estudiantes y profesores lo hicimos hoy", declaró la dirigente.

El crimen enlutó la masiva Marcha Nacional Estudiantil que convocó la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), el Colegio de Profesores y la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) y que reunió a miles de estudiantes y profesores bajo el lema "Que Chile decida".

Mientras Carabineros de Chile cifró en 50 mil los asistentes a la marcha en Santiago, los organizadores estimaron en 150 mil los manifestantes que recorrieron la Alameda, la principal avenida de la capital chilena, para emplazar al Gobierno por la tramitación de los proyectos de la Reforma Educativa prometida.

Saavedra indicó que se buscó con la marcha que el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet explique "con quién quiere hacer la reforma". "Hay silencio por parte del Gobierno, donde nadie conoce muchos sus voluntades, cuáles son los intereses que quiere satisfacer y con quiénes la quiere construir", enfatizó la dirigente.

Para la referente estudiantil, "la reforma será legítima cuando se construya con los diversos actores sociales".

En tanto, el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, destacó que "a lo largo de todo Chile" hubo gran respaldo a los reclamos, que cifró en 150 mil personas en Santiago y un 90 de adhesión en todo el país (de los profesores colegiados). "Nos dicen que es urgente una nueva carrera docente. Mejorar este proyecto es fundamental", afirmó.

"Si hoy el Ministerio de Educación se niega a escuchar a los profesores y profesoras, se estarán farreando la posibilidad de tener a los docentes comprometidos con esta reforma educacional", agregó Gajardo.

Por su parte, el ministro Secretario General de Gobierno, Marcelo Díaz, reafirmó la voluntad de diálogo que mantiene el Ejecutivo, al que "le parece legítimo que los ciudadanos utilicen sus derechos para expresarse".

Expresó su deseo de que "esto siempre ocurra en un contexto de tranquilidad y de ejemplaridad cívica, porque parece que eso es lo que buscan quienes convocan a estas marchas y movilizaciones".

El vocero gubernamental juzgó que "la activación de los ciudadanos, su empoderamiento, su movilización, la intensificación del rol de distintas organizaciones sociales son factores que ayudaa al desarrollo de las políticas públicas, que ayudan a la marcha de los cambios que queremos hacer".

Luego de la manifestación en Santiago, algunos disturbios movilizaron a las Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile, quienes se enfrentaron con los encapuchados en la céntrica intersección de las calles Cumming con Alameda.

En total fueron detenidas 134 personas en Santiago y 9 en Valparaíso, ciudad en donde la manifestación convocó a 6 mil estudiantes.