13/05/2015 crisis

La OTAN urge a Putin a que haga cumplir la tregua en Ucrania

Los ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la OTAN se reunieron en Turquía y desde allí instaron a Rusia a asumir su responsabilidad y hacer cumplir el débil cese el fuego acordado hace meses en el este de Ucrania.

"Existe un fuerte consenso entre todos los miembros de la OTAN de que este es un momento crítico para la acción de Rusia, de los separatistas (ucranianos), para cumplir con el acuerdo de Minsk", aseguró el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en referencia a la tregua y el memorando de paz firmados en la capital bielorrusa.

Kerry -precisó un despacho de la agencia EFE- llegó a la ciudad turca de Antalya directamente desde Rusia, donde ayer se había reunido primero con su par ruso, Serguei Lavrov, durante cuatro horas y luego con el presidente Vladimir Putin durante otras dos horas y media en su residencia veraniega en Sochi, una ciudad a orillas del mar Negro.

Se trató del primer viaje de Kerry a Rusia desde el inicio de la crisis en Ucrania y le siguió a la visita del domingo pasado de la canciller alemana, Angela Merkel, a Moscú para intentar a empezar a restablecer la relación que se congeló después de que las potencias occidentales impusieran duras sanciones financieras, comerciales y políticas.

Después del encuentro de ayer, Kerry le agradeció a Putin "por su ser tan directo y detallado en su explicación de la posición rusa" y destacó que "es muy raro que hablemos de manera tan honesta".

El responsable de la diplomacia norteamericana le transmitió sus impresiones a sus pares dentro de la OTAN y destacó que Moscú vive un "enorme momento de oportunidad" para poner fin al conflicto armado ucraniano, después de más de un año de combates y ataques, que ya dejaron más de 6.000 muertos y más de un millón de desplazados y refugiados.

En abril pasado milicias separatistas pro rusas tomaron los gobiernos de dos provincias del este de Ucrania, Donetsk y Lugansk, y desde entonces pelean con el Ejército y sus milicias aliadas que intentan recuperar el control del territorio.

En el marco de la cumbre de la OTAN de hoy, los ministros de Relaciones Exteriores se reunieron con su par ucraniano, Pavlo Klimkin, para volver a pedir que se respete la débil tregua firmada por Kiev, los separatistas ucranianos, Rusia y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Minsk en septiembre pasado y luego ratificada en febrero.

Además, en la conclusión final, los ministros destacaron sus temores sobre los movimientos militares rusos, apenas meses después de que la propia OTAN anunciara la creación de una fuerza de despliegue rápido en la ex zona de influencia soviética y de enviar ayuda financiera y militar al Ejército ucraniano.

"Estamos profundamente preocupados por las declaraciones de los líderes rusos sobre el posible futuro posicionamiento de armas nucleares y sus sistemas de entrega en Crimea, lo que podría ser desestabilizador", advirtieron los ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros de la OTAN, haciendo referencia a la península del sur de Ucrania que Rusia se anexó en marzo pasado.
etiquetas