03/05/2015 capitales

La calificadora de riesgo de la Untref se posiciona en el mercado local de fideicomisos

La calificadora riesgo de la Universidad Tres de Febrero (Acrup) alcanzó en el primer trimestre de 2015 una participación de mercado de 16,7% en el rubro calificación de fideicomisos locales, a sólo nueve meses de estar operativa, y luego de que se constituyó en diciembre de 2013.

Esta calificadora pública, que se convirtió en la primera entidad en el rubro en Latinoamérica, y surgida tras la nueva ley de Mercado de Capitales, tiene por objetivo disputar espacio al oligopolio de las grandes firmas internacionales como Standard & Poorś, Moody's y Fitch, cuyo desempeño comenzó a ser muy cuestionado a raíz de la crisis internacional de 2008.

A la fecha, Acrup cuenta con una cartera diversificada de clientes entre las que se encuentran Garbarino, el Banco Provincia, Banco Municipal de Rosario, Fideicomiso Forestal (que administra Anses) y Nación Fideicomisos (fideicomisos del Plan Federal de viviendas en Chaco, Mendoza, y Salta).

En el rubro fideicomisos, la primera calificadora es FIX, ex Fitch en Argentina, una empresa constituida a nivel local que se encuentra vinculada internacionalmente a Fitch que explica el 65,6% de este segmento. Le siguen Standard & Poorś (32,8%), Acrup (16,7%) y Moody's (1,6%).

Raquel Kismer de Olmos, vicepresidenta de la Agencia de Calificación de Riesgo Universidad Publica (Acup), detalló a Télam los logros alcanzados en los meses de gestión de la calificadora pública, lo que significó "un gran esfuerzo de parte de la entidad académica, de posicionarse competitiva en el área de la gestión".

Acrup tiene clientes en rubros de fideicomisos, empresas, bancos, mutuales, Obligaciones Negociables de Pymes, sociedades de garantías recíprocas y fondos comunes de inversión. Esperan también expandirse al negocio de calificación de bonos públicos y de seguros.

Desde la implementación de la nueva ley de Mercado de Capitales en el país, en total se anotaron tres calificadoras de universidades públicas. Además de Untref, se registraron la Universidad Nacional de General Sarmiento y la de Morón.

De las tres, sólo está operativa la de la Untref, luego de haber cumplimentado todos los pasos para la aprobación ante la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Cuando era aún titular de la CNV, el actual presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, consideró que la nueva calificadora es la cara visible de "la ampliación de los servicios financieros y base inversora creados en el marco de la nueva ley, que exige también mayor prudencia y evaluación de riesgo".

Al ser una calificadora pública, Acrup no tiene fines de lucro, como sí lo tienen las calificadoras tradicionales.

"Sí tiene objetivos económicos como la sustentabilidad del proyecto; objetivos de desarrollo profesional; de elevar el prestigio de la Universidad; de generar un ámbito de interacción entre Universidad y empresa; de ayudar a revolver los problemas generados con la crisis internacional del 2008, a raíz de la mala información que generaron la calificadoras de riesgo", que derivaron en la crisis financiera internacional, se explayó Kismer de Olmos, al comparar la entidad con el resto de sus competidoras.

Acrup es resultado también de la nueva etapa que se inicio con la Ley de Merado de Capitales, donde el sector pasó de estar autorregulado, a ser regulado por el Estado.

La sanción de dicha ley permitió que las universidades públicas sean habilitadas para solicitar su inscripción como "agentes de calificación de riesgo", siempre que cuenten con todos los requisitos impuestos por la Comisión Nacional de Valores para actuar en esa función.

"Fuimos el registro número 1; además de los pasos aprobatorios tuvimos que esperar también que la CNV adapte sus procesos" a estos nuevos actores creados por la nueva ley, recordó Kismer de Olmos.

Acrup tiene domicilio en una oficina en ubicada en la calle Florida, cuenta con un Consejo directivo presidido por el economista y diputado Nacional por el Frente para la Victoria, Roberto Feletti, y que integran además Kismer de Olmos (Vicepresidante) y Juan Carillo (Secretario).

"Las universidades públicas constituyen una nueva opción donde se destaca su condición de autonomía, reflejada en un grado de objetividad profesional que agrega valor a la tarea a desarrollar, y permite brindar un servicio eficiente y confiable a emisores y a la comunidad de inversores", consideran desde Acrup.