30/04/2015 teatro

"Perdoname por ayer", una obra entre la soledad y la compaa

La obra que se estrena mañana en Machado Teatro es una comedia que, en palabras de su director, Lucas Palacios, "explora el recuerdo del encuentro de un hombre con una mujer y el viaje que hicieron desde el desconocimiento absoluto hacia el amor o el desamor".


La trama se sitúa en un hospital público donde, con la proximidad de la muerte, Pedro y Emilia -interpretados por Luis Lusardi y Mariana Mayoraz- irán construyendo casi sin quererlo un vínculo que los movilizará a salir hacia afuera de sí mismos y encontrarse un poco más ellos.

Lo que pone en marcha al relato es "el conflicto que se genera entre dos personas que buscan, una la soledad y la otra la compañía -explicó Palacios-. Y las dos realizan esa búsqueda hasta las últimas consecuencias".

"Pedro es un hombre que necesita agradar a los demás y que se desvive por poder ayudar. Si fuera por él, se correría de su lugar para que otro fuera feliz. Por eso no para de hablar, de contar historias y de buscar aprobación", definió Palacios.

Emilia, en cambio, es "una especie de roca que siempre se las rebusca para no resaltar, para que nada cambie -señaló el director-. Habla sólo lo necesario y construyó su vida para alejar a los demás, aunque no contaba con que podía haber alguien dispuesto a poner siempre la otra mejilla".


 

Formado en cine en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC) y en guión con maestros de la talla de Aída Bortnik y Juan José Campanella, "Perdoname por ayer" es la primera obra de Palacios como director teatral.

El proceso de creación de este espectáculo surgió en un espacio de investigación colectiva en el que el director y los actores pusieron "el cuerpo y la cabeza para que la obra, los personajes y el conflicto fueran apareciendo" frente a ellos. Así, llegaron a explorar acerca del amor y la soledad.

Esta manera de concebir un proceso de trabajo que duró dos años, integrando la dramaturgia con la presencia de los actores y del director, condujo a Palacios a reconocer que "todo lo que está en la obra es parte del mundo interior de cada uno de nosotros tres".

"Para nosotros ese lugar compartido es algo conocido y al mismo tiempo desconocido. Eso es lo que mantiene la llama de la historia de los personajes. Pedro y Emilia están habitados, creo, por la mezcla de muchas personas que Luis, Mariana y yo conocimos a lo largo de nuestras vidas y que nos dejaron una huella", concluyó.

Las funciones de "Perdoname por ayer", que subirá a escena el próximo 1º de mayo, serán los viernes, a las 22, en Machado Teatro (Antonio Machado 617, Ciudad de Buenos Aires).
etiquetas