29/04/2015 Bsquedas

Tres adolescentes por da se van de su casa en la Ciudad de Buenos Aires

En tanto, el 70% de ellos lo hacen en forma voluntaria por motivos diversos como maltrato, noviazgos o desempeño escolar, aunque el 95% logra ser ubicado tras uno o dos días de búsqueda, informó el Consejo de los Derechos del Niño de la Ciudad de Buenos Aires.

Los datos surgen del Registro de Chicos Perdidos del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Gobierno porteño cuya titular Guadalupe Tagliaferri señaló que el año pasado 1.125 adolescentes se escaparon de sus viviendas y que esa cifra se mantiene constante en promedio desde 2010.

La funcionaria aseguró que “la adolescencia es una etapa de muchos cambios, por lo que es muy común que los chicos no se sientan comprendidos por los adultos responsables de la crianza”.

Tagliaferri agregó que “tener siempre abiertos canales de diálogo con nuestros hijos e hijas y establecer pactos consensuados con ellos en lugar de límites impuestos sin explicación, ayuda a que los adolescentes se sientan contenidos y que no vean como única salida posible para la resolución de los conflictos con los padres, el irse de la casa”.

El caso de la adolescente Carlina Savio, de 14 años, que desapareció de su casa tras salir de su escuela y fue encontrada dos días después junto aun hombre de 26 años, pone en evidencia esta problemática en la que muchas veces el acceso a las redes sociales de los adolescentes potencian esta problemática.

Tagliaferri apuntó que "no hay que demonizar internet" y aseguró que frente a ello "los padres deben advertirle a sus hijos los riesgos de conversar con extraños inclusive en las redes sociales y estar cerca sin que el adolescente sienta que se le esta poniendo límites".

"Los adultos no entendemos que los adolescentes son nativos digitales y ellos incorporaron a Internet a su vida cotidiana, entonces hay que saber abordar una estrategia para decirles que si no quieren sacarse fotos desnudos en la calle tampoco deben poner esas fotos ante un desconocido en internet", dij la funcionaria.

La funcionaria detalló que los adolescentes "una vez que son ubicados se sienten abrumados, sobrepasados por tener que enfrentar un mundo que no conocen, como es el de los juzgados o declarar en cámara Gesell, mientras que en otros casos se sienten aliviados, ya que se escaparon de sus viviendas por situaciones de maltrato".

La titular del Consejo destacó que difundir la imagen de la adolescente perdida "no siempre es bueno" y detalló que la madre de Carlina "primero hizo la denuncia policial, luego intervino la fiscalia y el Consejo y finalmente ella, por su propia cuenta, recurrió a los emdios de difusión".

"Cuando un adolescente se va de su casa es porque no puede verbalizar en su familia lo que les esta pasando afuera ", dijo Tagliaferri y señaló que en la franja de los 15 a los 17 años, contrariamente a lo que se supone "son más los varones los que se escapan que las mujeres".

Indicó que la estadística de tres adolescentes que se escapan por día "no es algo para alarmarse porque es una cifra que se mantiene constante en los últimos años, si es para preocuparse, porque todavía hay 30 chicos que no pudimos encontrar".