10/04/2015 destinos

La actividad turstica en Jujuy se triplic en los ltimos 11 aos

Esto es a partir del trabajo conjunto de los sectores público y privado para consolidar las ofertas naturales de regiones emblemáticas, como la Quebrada y la Puna, mientras se impulsan nuevos corredores, como el de la Biósfera de las Yungas.

Enviado especial


Sobre la situación del turismo en la provincia, el secretario de Turismo, Juan Martearena, dijo a Télam que "en el 2003 teníamos una actividad turística de 250 mil visitantes por año; en 2014 hemos cerrado el año por primera vez en la provincia de Jujuy con cifras que superaron el millón de turistas".

El funcionario precisó que la actividad turística en su provincia representa el 7,5% del Producto Bruto Geográfico (PBG), que registra "un crecimiento interanual de entre el 10% y el 15%, es decir, un crecimiento por encima de la media anual nacional".
Martearena afirmó que a esos resultados se llega con el fuerte trabajo integrador entre los gobiernos Nacional y el de Jujuy, junto a la Cámara de Turismo de la provincia y la comunidad para la promoción y la difusión de los destinos.

Jujuy "tenía un importante atraso en desarrollo turístico", resaltó luego, y añadió que desde 2003, cuando asumió la gobernación, Eduardo Fellner, "tomó la decisión de implementar políticas de desarrollo sustentable, con claras definiciones estratégicas de inversión para el crecimiento".

La Quebrada de Humahuaca, declarada Patrimonio de la Humanidad, es el principal atractivo para los visitantes

Desde entonces, las 2.700 plazas en hotelería con que contaba Jujuy en el 2003 se elevaron a 10 mil, en tanto el número de hoteles aumentó de 105 a 350, en un crecimiento que se centró particularmente en Tilcara, Purmamarca, Humahuaca y San Salvador.

La Quebrada de Humahuaca, declarada Patrimonio de la Humanidad, es el principal atractivo para los visitantes, pero también están surgiendo otras regiones como la zona puneña de Salinas Grandes, La Quiaca, Abra Pampa, Casabindo, los Valles del Carmen, San Antonio y la capital.

"El Gobierno nacional es un actor muy importante en nuestro desarrollo y crecimiento, por las inversiones y la conectividad que nos permite a través de Aerolíneas Argentinas contar con tres vuelos diarios con Buenos Aires, Córdoba y Mendoza", destacó Martiarena.

Luego anunció que se trabaja en el desarrollo turístico con diferentes contrastes al de las quebradas, como el caso del turismo ecológico en las Yungas.

Éstas ofrecen un gran patrimonio natural y cultural a lo largo de su recorrido, con las vivencias de las raíces ancestrales de los pueblos originarios que se amalgaman en un sincretismo que genera un gran interés, en especial para el turista extranjero.

El presidente de la Cámara de Turismo de Jujuy, Ignacio Güizzo, destacó que se asumió una nueva política de acciones desde esa entidad, con la participación de nuevos empresarios y emprendedores, que integra al sector de la gastronomía "con el objetivo de darle un valor agregado a la comida regional".

"Apuntamos a ofertas que sean totalmente innovadoras para los que nos visitan, con vivencias fuera de lo común apoyados en la calidad de los servicios y la variedad de recursos que tenemos en Jujuy, como la naturaleza, el legado cultural, y la comunidad con sus pueblitos del interior", manifestó Güizzo.


El empresario agregó que "el turismo rural tiene un importante mercado de europeos. Buscan el contacto con el lugareño, con el nativo puneño, vivir diariamente con sus costumbres".

Por eso, dijo, "trabajamos en potenciar los eslabones de la cadena para consolidar esa propuesta como un sello jujeño".
También señaló que desde hace nueve años hay un movimiento incipiente para recuperar el sector vitivinícola de Jujuy como un producto artesanal de extrema altura.

"Actualmente contamos con tres bodegas que están sobre los 2.500 metros de altura y en el corredor que va desde Tilcara a Humahuaca, en las tierras del Inca; son productos totalmente orgánicos, favorecidos por las condiciones climáticas", concluyó.