26/03/2015 causa AMIA

La abogada de Larroque dijo que la decisión de la Cámara es “un importante límite que la justicia le pone a la utilización política de los tribunales”

Lucia Larrandart, la abogada del diputado nacional Andrés Larroque en la cusa originada por el fallecido fiscal Alberto Nisman, por supuesto encubrimiento de los ciudadanos iraníes imputados por el atentado a la AMIA, celebró la nueva desestimación de la denuncia que realizó la Cámara Federal porteña, al afirmar “que es un importante limite que la justicia le pone a la utilización política de los tribunales”.

En declaraciones a radio Télam, la ex jueza calificó la denuncia de “insostenible” por lo que “con un simple análisis jurídico había que rechazarla”, sentenció.

En este sentido recordó que la denuncia “rebotó” con la jueza Servini de Cubría durante la feria judicial y con el juez Ariel Lijo por la competencia, de la misma forma que ocurrió con el juez Daniel Rafecas y ahora con la Cámara, por lo que “han dicho que esto tiene un limite”.


 
Escuchá a Larrandart en diálogo con Télam Radio


Y agregó: “este fue el anunciado cuarto fracaso, de una denuncia fracasada”.

Sin embargó Larrandart, explicó que estaban preocupados “porque a veces la justicia se deja presionar por los medios” de comunicación.

Por otro lado, la abogada penalista hizo hincapié en que todavía falta saber “porque Nisman firmó la denuncia, porque la presentó, porque durante la feria, porque ante un juzgado incompetente”.

La Sala I de la Cámara Federal porteña desestimó la apelación presentada por el fiscal federal Gerardo Pollicita contra la decisión del juez federal Daniel Rafecas de archivar la denuncia presentada por el ex titular de la Unidad Fiscal Especial AMIA.

El tribunal que tomó la decisión de desestimar la denuncia está integrado por los camaristas Jorge Ballestero, Eduardo Farah y Eduardo Freiler.

Ballestero y Freiler sostuvieron la postura de confirmar la decisión de Rafecas y desestimar la denuncia mientras que, en disidencia, Farah se pronunció por reabrir la investigación.

El fallo de Cámara puede ser apelado ante Casación, decisión que depende del fiscal general Germán Moldes, quien días atrás se expresó en favor de abrir la investigación.