16/03/2015 msica

Soledad edit "Vivir es hoy", su disco de folclore latino

Pastorutti ratifica su decisión de revisar todo la gama de sonidos del foclore latinoamericano en su muy interesante nuevo álbum "Vivir es hoy", mientras que el Quinteto Negro La Boca junto a Osvaldo Bayer dan a luz "11 Tangos libertarios", donde recuerdan epopeyas anarquistas y obreras.


Luego de grabar un disco de folklórico iberoamericano con Lila Downs y Niña Pastori que le permitió alzarse con un par de Grammys, Soledad retomó su carrera solista, mucho más madura, sin perder sus raíces en un disco en el que recorre los ritmos locales, con cierta pátina pop, pero también todo el folclore latino.

Para conseguir una paleta musical bien amplia y sumergirse en el folclore que emerge de la Cordillera de los Andes, Soledad se puso en manos del afamado peruano Gianmarco y de otra parte del álbum esta producido por su colaborador Matías Zapata.
Además, el disco cuenta con presencias ilustres como la de Carlos Vives, Carlos Santana, Zeze di Camargo, Nati Pastorutti y el propio Gianmarco.

El disco abre con unos acordes de balada bien pop, pero al empezar a cantar Soledad la baña en folclore, mientras Santana mete sus acordes y su fraseo de guitarra, acompañado por la banda de la de Dama de Arequito.

Exploradora del folclore, la Sole fue en busca de Carlos Vives y juntos compusieron la festiva y bailable “Dame una sonrisa” que va de Arequito a Mompox y al Caribe sin escalas, con el prestigioso director y arreglador argentino Cheche Alara compartiendo acordeones con el colombiano Mario “Channo Tierra” Mosquera”.

La sigue el hit a puro pop-folk latino “Todos somos pueblo”, que se continua en la bellísima versión de “Cielo de Mantilla” de Teresa Parodi, que Soledad sumerge en las aguas litoraleñas y en la que la artista de destaca por su cálida interpretación.
Sin detenerse, la Sole busca en la cumbia sonidera mexicana y en su grupo emblema, los Angeles Azules, para interpretar junto a su hermana Natalia “Como te voy a olvidar”, con muy buenos arreglos de vientos andinos, pero sin perder el pasito cumbiero, tan parecido a la cumbia santafesina.

El pop romántico cubre con bonitos arreglos la folkie “Cielo de Rosas”, y gracias a Martín zapata, la Sole da pasos en los terrenos donde se siente más segura, más allá de su curiosidad infinita, y luego vuelve a darle un toquecito de cumbia folk con la pegadiza “Nadie que te quiera como yo”.

“En Eres”, la Sole va derecho al folclore, pone unos pianitos pop y se larga a dedicarle una canción a sus hijas Antonia y Regina, con muy buenos arreglos de acordeón, que son un verdadero hallazgo en el álbum.

“Vivir es hoy” confirma esta curiosidad de la Sole de bañarse en todo el folclore latinoamericano y buscar en su cancionero con la hermosa versión de “Mal paso” un clásico del compositor peruano-kaponés Luis Abelardo Takashi Núñez, un compositor que le dio vida la música norteña del Perú. Y la Sole le da nueva y brillante vida a esta canción.

“Una mañana nueva sin ti”, tiene aires de country-pop románticos, bien para radio, mientras que “Estrella Fugaz” navega por las mismas aguas, con características más bailables. Y por esa razón, esta última participa Zeze Di Camargo, estrella de la música sureña, country brasileña.

La chacarera tiene su lugar de la mano de “Cuando me abandone mi alma” de Cuti Carabajal, y esa línea folclórica, aunque con una base más pop, sigue en la atrevida “Cantante”. Y para el cierre de este disco Soledad se guardó una joya: una versión en castellano de “Hallelujah” de Leonard Cohen.

Quenas, sikus, arreglos de bronces, bombos y una emotiva interpretación, embellecen esta versión que la Sole hace del clásico de Cohen, con mucho respeto y mucho cuidado para lograr darle aires de folclore argentino.

QUINTETO NEGRO LA BOCA E INVITADOS-“TANGOS LIBERTARIOS”

La épica anarquista, sus historias y leyendas locales y algunos de sus más reconocidos militantes, desfilan en un recitado y 11 “Tangos libertarios”, la obra conceptual que el Quinteto Negro La Boca (QNLB) compartió con el historiador, periodista, escritor y ácrata Osvaldo Bayer.

A partir de textos compartidos entre el autor de “La Patagonia Rebelde” y Pablo Bernaba, bandoneonista y director del grupo tanguero, se repasan nombres propios, lugares y acontecimientos que definen las ideas y las acciones que el anarquismo desplegó en la Argentina.

El repertorio inédito que por tanto no abreva en la poco visibilizada fuente del tango social de las primeras décadas del siglo pasado, no solamente se desliza por aires y melodías ligados al universo de la música ciudadana, sino que propone singulares cruces estilísticos con la murga, la música contemporánea, el rock y el rap, que son aportados por una impactante cantidad de invitados.

Así, a Bayer, Bernaba y a los demás integrantes de QNLB (Oscar Yemha en segundo bandoneón, Santiago Cursach en guitarra, Oscar Pittana en contrabajo y Mariano Barreiro en piano), su suman en diversos pasajes los aportes de Murga Falta y Resto, Rubén Lobo Malena D’Alessio (ex Actitud María Marta), Pablo Agri, Agustín Guerrero, Limón García, Victoria Di Raimondo, Natalí Di Vincenzo, Lucas Furno, Dema, Orquesta Típica Pedro Laurenz, Tangópolis, Andrés Vázquez, Cholo Castelo, Rodrigo Perelsztein, Hernán Fernández, Federico Arceno y Lucas Pereira.

En esa diversidad que sobrevuela el discurso conceptual y casi operístico de la obra, destacan los pasajes “Las putas de San Julián”, “Severino” y “Mano abierta”.

La propuesta estética suma al dibujante Rep como responsable del arte de tapa y de un mapa barrial denominado “Huida de Severino”, que sigue las andanzas del anarquista expropiador Severino Di Giovanni.

“Tangos libertarios” tiene, de momento, tres funciones de presentación, los días viernes 17 de abril y sábado 16 de mayo en el CAFF (Sánchez de Bustamante 764, Capital) y miércoles 29 de abril en el Torquato Tasso (Defensa 1575, Capital).


CAPITAN ESPORA Y LA RETRETA DEL DESIERTO

Primer disco de este power trío porteño, que mezcla el blues de los 70, con el stoner, el hard rock y el folclore, con un estética apocalíptica que bien calzaría en cualquier de las versiones de Mad Max, como banda de sonido de un mundo post-apocalíptico.

El grupo esta formado por Felipe Carey en guitarra y voz, Kike Zulberti en bajo y Lucas Tórtora en batería, y ellos abren el disco con “La Epopeya del Capitán Espora” en la toda la base suena procesada, pero avanza a paso redoblado como una carga de autos destruidos en una escena de la nueva Mad Max.


“Metamorfosis de Ovidio” es un blues lento, casino, con toquecitos country, oscuro, polvoriento, que se va cerrando un con un interesante punteo de la guitarra. “Patas Negras” es un country bien polvoriento, de western spaghetti, con algun acordeón, dándole aires siniestros a la melodía.

“Dimitri” es más stoner, con la voz procesada, al igual que la guitarra y la batería, con buenos riffs, y un gran despliegue de la base. “Kurt Hansen” es pura furia punk, con todos los instrumentos pasado a través de maquinas. “Springfield trae aires desoladores en formas bluseras, retorcidas, sucias.

“Jinete de la muerte saturniana” es un hard rock bien de los ’70 a los Black Sabbath con las guitarras saturadas. El disco es un interesante descubrimiento de una banda con una propuesta alternativa, rica y novedosa.

SUPERMARTIR “EXTRASENSORIAL”

La banda del sur del conurbano bonaerense presenta su nuevo disco que va del grunge al indie, pasando por un rock guitarrero, de buenas melodías, con bases bien poderosas, que presentaran el viernes 24 de abril en el Roxy.

El grupo esta integrado por Matías Cros en voz y guitarras, Germán Petrelle en guitarras, Sebastian Carliski en bajo, Matías Calvo en batería y Cristian “El Niño” González en teclados.

El disco abre con “Parte de esto” que va bien al frente con las guitarras y las bases, y que a mitad de recorrido, vira a un formato bailable más funky y luego retoma el camino rockero.

“Más allá” es puro rock alternativo, con buen trabajo de las guitarras y las voces, prolijamente arregladas y una melodía pegadiza, mientras que “Alucinaban” es un funky con buenos arreglos de bronces, el bajo y la batería entregando un groove que le permita flotar a todos.

“Mi piel” es una hermosa balada arreglada con cuerdas, que luego se torna épica con airecitos de brit-pop y “Espiritualmente” es un medio tempo, completamente onírica, con arreglos de una trompeta y un buen trabajo de la guitarra.

En el disco también se destacan “Cuanta moda”, “Por siempre” y las tres partes de la canción “Aeroplano” que cierra este interesante disco.