14/03/2015 reclamo

Cientos de personas con discapacidad recorrieron la ciudad exigiendo que se cumplan sus derechos

Personas en silla de ruedas participaron de la décima edición del rally por el derecho a la accesibilidad, exigiendo que se declare la inconstitucionalidad de la Resolución 309, impuesta por el gobierno porteño y que exime a los comercios de cumplir con la Ley de Accesibilidad.

La actividad fue organizada por la organización Acceso Ya, que invitó a personas con y sin discapacidad motriz a subirse a una silla de ruedas e intentar sortear los distintos obstáculos arquitectónicos presentes en las calles, las veredas, los edificios y el transporte público, los comercios y varios rincones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El recorrido comenzó en la Plaza Manuel Belgrano, en donde los participantes recibieron las remeras de la campaña y comenzaron a circular hacia la estación Juramento de la línea “D” de subtes.

Una vez allí, ingresaron sin inconvenientes al subte, dónde comprobaron que ninguna de las estaciones recorridas (José Hernández, Olleros, Ministro Carranza, Palermo y Plaza Italia) es accesible para personas con discapacidad porque todos los ingresos son por escalera y no hay ni rampas ni ascensores.

Diego, un joven de 35 años, usuario de silla de ruedas desde la infancia, explicó que “las estaciones de subte, generalmente, no tienen ascensores ni rampas de acceso para personas en silla de ruedas y las pocas que cuentan con las correspondientes condiciones de accesibilidad, no siempre funcionan por falta de mantenimiento”.

“Los colectivos tampoco son una alternativa viable porque no se arriman al cordón de la vereda, las rampas tampoco suelen andar y los espacios son insuficientes para sillas motorizadas”, concluyó.

Durante el trayecto hecho en subte, los “corredores” de este rally sobre silla de ruedas estuvieron acompañados por personajes humorísticos que les indicaban a los pasajeros las condiciones de inaccesibilidad de cada estación.

En el Cine Arteplex Belgrano (Avenida Cabildo 2829) comprobaron que las salas también eran inaccesibles.

Al finalizar la actividad, Rubén, uno de los coordinadores, dijo que “el objetivo es visibilizar la problemática de la falta de accesibilidad. Nosotros decimos que lo discapacitante es el entorno porque las personas con movilidad reducida se quedan sin acceso a casi todas las cosas que forman parte de nuestra vida cotidiana”.

Fernanda Bietti, Directora Ejecutiva de Acceso Ya, explicó que “La situación vivida en el cine es representativa de la falta de accesibidad en los comercios. Desde la ONG hemos interpuesto un amparo colectivo contra la Resolución 309 impuesta por el gobierno porteño, que limita el acceso de personas con discapacidad a locales comerciales porque permite la habilitación de los mismos sin cumplir con las normas de accesibilidad”.

“Esta resolución se ha convertido en el principal obstáculo en la implementación de las normas de accesibilidad en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires”, añadió.