10/03/2015

Llega a la Antártida la imagen de la “Virgen de Malvinas” que peregrina hace dos años

La imagen de la virgen que bendijo el papa Francisco llegará hoy a la base Marambio, en el último tramo de su viaje a Tierra del Fuego y de las islas australes, donde será entronizada el 2 de abril al cumplirse un nuevo aniversario de la guerra de 1982.

La iniciativa la impulsa un grupo de ex combatientes con el fin de “unir en la espiritualidad y en el reclamo de soberanía a todo el pueblo argentino”, resumió el veterano de guerra y presidente de la Fundación Malvinas, Carlos Bonetti, en diálogo con Télam.

La imagen religiosa es una réplica de la Virgen de Luján que, en 2009, integrantes de la Comisión de Familiares de Ex Combatientes llevaron a archipiélago al inaugurar un monumento a los caídos durante el conflicto bélico, alrededor del Cementerio de Darwin.

Bonetti explicó que a raíz de la iniciativa presentada luego por un grupo de vecinos de Ushuaia ante el “Observatorio Cuestión Malvinas”, un organismo provincial multidisciplinario, se gestó la idea de instalar en la capital fueguina una imagen similar a la de Darwin.

Los veteranos locales se pusieron en contacto con los miembros de la Comisión de Familiares y también con el entonces cardenal Jorge Bergoglio, quien colaboró en las gestiones para que una réplica de la virgen fuera donada a los ex combatientes el 8 de diciembre de 2012, en la Basílica de Luján.

“Fue entonces cuando decidimos que en lugar de trasladarla directamente a Ushuaia, la virgen debía peregrinar por todo el país. Logramos que mediante una advocación se la llamara “Nuestra Señora de Malvinas” y Bergoglio "nos alentó para que comenzáramos el recorrido por el país”, relató Bonetti.

La peregrinación comenzó el 18 de mayo de 2013 en la ciudad jujeña de La Quiaca y continuó por las provincias del noroeste y del noreste argentino.
Una comisión de 40 familiares de ex combatientes de varias provincias y los intendentes de Ushuaia y Luján viajaron a Roma en marzo de 2014 para participar de la audiencia concedida por el Papa, para bendecir la imagen ante los miles de fieles que colmaban la plaza San Pedro.

El viaje continuó luego por el resto de las provincias hasta recorrer un total de 20, incluidas 92 ciudades en la actualidad, y hasta tuvo una etapa marítima cuando la imagen fue trasladada desde Buenos Aires a Mar del Plata, a bordo de la Fragata Libertad.

“La peregrinación fue terrestre, marítima y también aérea, porque además de este viaje a la Antártida en un avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina, llegará por aire a Tierra del Fuego a través de la ayuda que nos brindarán los aeroclubes de las ciudades de Río Gallegos, Río Grande y Ushuaia”, agregó Bonetti.

Antes de ser instalada en una ermita que el municipio construye en la plaza Islas Malvinas de la capital fueguina, la imagen recorrerá otras 4 localidades de Chubut y Santa Cruz, completando así su recorrido por las 23 provincias.

“Esta iniciativa representa la unión espiritual de los argentinos en torno a la lucha por la soberanía de las Islas. Y también es una demostración de esfuerzo y de compromiso por parte de los veteranos de guerra y de un conjunto de instituciones y personas que se ofrecieron a colaborar”, aseveró el presidente de la Fundación Malvinas.

Cuando la virgen sea entronizada junto al cenotafio donde figuran los nombres de los 649 muertos argentinos durante la guerra, en la plaza Islas Malvinas de Ushuaia, “habremos cumplido una meta que hablará bien de nuestra espiritualidad como pueblo y de nuestra unión para defender los derechos soberanos del país”, afirmó el ex combatiente.