10/03/2015 Justicia

Revocaron el sobreseimiento de Moneta y ordenan reabrir la causa por presunto fraude en los 90

La Cámara Federal de Casación revocó el sobreseimiento al banquero Raúl Moneta y otros cinco imputados en una causa que investiga un presunto fraude al Banco Central, y ordenó reabrir la pesquisa relativa a una supuesta "asociación ilícita" que funcionó en el ex Banco República, desde donde se habría llevado a la quiebra al Banco de Mendoza y obtenido fraudulentos beneficios económicos.

La decisión fue de la sala IV del máximo tribunal penal del país que rechazó planteos de las defensas e hizo lugar a un recurso presentado por el Banco Central, querellante en la causa, según el fallo firmado por los camaristas Mariano Borinsky, Pedro David y Juan Carlos Gemignani.

"No se advierte una irrazonable duración del proceso, respecto de los imputados por el hecho calificado inicialmente por la querella como defraudación a la administración pública", sostuvo Borinsky en su voto, al que adhirieron los otros dos jueces.

Moneta y los demás imputados habían sido sobreseídos por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, en un fallo confirmado por la Cámara Federal porteña.

La causa llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que había dispuesto revisar la sentencia que dictó los sobreseimientos, algo que hizo ahora Casación Penal.

Según la denuncia, el fraude habría sido por más de 140 millones de pesos.

Además de Moneta, seguirán bajo investigación hasta el dictado de una nueva sentencia Jaime Lucini, Pablo Lucini, Eduardo Lede, Carlos Molina y Jorge Maldera.

Moneta está representado por un curador provisional a raíz de su estado de salud.

"Las omisiones detectadas en la resolución recurrida constituyen un supuesto de arbitrariedad que la descalifica como acto judicial válido", agregó el fallo de Casación al hacer lugar al recurso del Banco Central y anular los sobreseimientos.

La querella pretende que se investigue una presunta "defraudación a la administración pública" por los hechos ocurridos en la década de los 90.

Para Casación, el hecho es "complejo" entre otros aspectos por la "ocultación de información al BCRA que se encontraba en un paraíso financiero", y recién se obtuvo en el 2004.

Además, al dictarse los sobreseimientos, tanto Canicoba Corral como la sala I de la Cámara Federal omitieron tratar tres de los cinco puntos sostenidos por la querella.