04/03/2015 declaraciones

Lorena Martins asegur que Pollicita amenaz con "meterla presa" cuando denunci a su padre por dirigir una red de prostitucin

La mujer recordó que el fiscal la amenazó con detenerla en enero 2012, cuando ella se negó a declarar aduciendo falta de garantías para hacerlo. Además, afirmó que el funcionario judicial “está vinculado” con el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri.

 
Lorena Martins, la mujer que denunció a su padre, el ex agente de la SIDE Raúl Martins, de encabezar una red de prostitución, aseguró que el fiscal Gerardo Pollicita la amenazó con “meterla presa” cuando la citó a declarar en esa causa, y afirmó que el funcionario judicial “está vinculado” con el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri.

“Presenté una causa contra mi padre por trata de personas que cayó en manos de (el juez Norberto) Oyarbide, un magistrado que conocía bien a quién estaba denunciando. Cuando Pollicita me citó, en enero de 2012 -estando el juez de vacaciones por la feria- le dije que no tenía garantías y me dijo: 'Si no declara voy a meterla presa", recordó Lorena.

En un diálogo vía telefónica con Télam desde Valencia, España, donde reside, la denunciante agregó: “Le dije que me detuviera, pero que después él iba a tener que decirle a los periodistas que esperaban afuera lo que había hecho”.

Fue entonces que Pollicita labró un acta en la que daba cuenta de la negativa a prestar declaración de Martins, y dejó que se marchara ese día del juzgado de Oyarbide.

Según Lorena, el ex agente de la SIDE había entregado dinero para la campaña electoral de Macri, en 2007, y las entregas se habrían hecho a través de Raúl Ríos, ex jefe de la Agencia Gubernamental de Control.

“Este Ríos era vocal en Boca cuando Macri era presidente y Pollicita era asesor de la Comisión de Seguridad Deportiva del Club. Por eso lo recusé como fiscal”, repasó.

Pocos días después, la causa pasó a la jueza María Romilda Servini de Cubría que a los cinco meses decidió archivarla al entender que no existían pruebas para avanzar con la investigación.

Pero el pasado de 20 de febrero, la Sala I de la Cámara falló a favor de una solicitud formulada por la Unidad de Información Financiera (UIF) y habilitó la investigación a una banda presuntamente dedicada al delito de trata de mujeres con fines de explotación sexual.

En el expediente se estudia además la connivencia de funcionarios de la Ciudad y de la policía que estarían vinculados a Raúl Martins, agente de la ex Side entre 1974 y 193 y acusado en varias causas por delitos de estafa, robo con armas, trata de personas y promoción de la prostitución, entre otras actividades ilícitas.

Martins mantuvo estrechos lazos con Antonio “Jaime” Stiuso, el ex agente del organismo de inteligencia que hoy es investigado por contrabando.

“Mi viejo empezó con el negocio de la trata en los años '80, cuando tenía como socia a una mujer que se llamaba Norma Oviedo, que años más tarde apareció muerta. Stiuso, “El Lauchón” (Pedro Tomás Viale, muerto en un confuso operativo antidrogas de la bonaerense) eran todos amigos y hacían negocios entre ellos”, enfatizó Lorena.