01/03/2015 convocatoria

Ms de 400.000 personas se apostaron frente al Congreso para seguir el discurso

Distintas columnas de gremios industriales y estatales, organizaciones políticas, sociales y juveniles, autoconvocados, familias enteras, colmaron la plaza Congreso y sus alredodres para escuchar a la Presidenta.

Desde las primeras horas de la mañana, compactas columnas de manifestantes comenzaron a movilizarse hacia el Congreso con una fuerte presencia de jóvenes organizados en La Cámpora, Kolina y el Movimiento Evita, entre otras agrupaciones.

Ms de 400.000 personas acompaaron a Cristina en la Plaza de los Dos Congresos

La presencia masiva de los jóvenes -incluso adolescentes en edad de estudios secundarios- contrastó con la marcha del 18 de febrero, convocada por los fiscales, donde la juventud estuvo ausente.

Movilizados por las avenidas 9 de Julio, Callao y Avenida de Mayo, los jóvenes avanzaron de manera ordenada al lado de los vallados que se habían colocado a los costados para impedir la circulación por el centro de la calzada.

A ellos se sumaron trabajadores de sindicatos como Uocra, UOM, Vialidad Nacional, Smata, Suterh y muchos provenientes de las intendencias del conurbano bonaerense.

El discurso de la Presidenta no sólo fue seguido por la multitud en la plaza, sino que muchos optaron por ir a bares y pizzerías, que terminaron colmados y con los televisores a todo volumen

El dato sobresaliente fue la masiva concurrencia de familias por fuera de las organizaciones sociales y políticas que marcharon junto a sus pequeños hijos.

Las consignas principales que se pudieron ver en afiches, remeras, banderas y volantes fueron "Cristina somos todos"; "Yankees ni lo intenten"; "Este camino es irreversible", en tanto que en un enorme cartel colocado sobre un edificio que daba a la calle Hipólito Yrigoyen se podía leer:
 
"Encubridores. Papel Prensa", con las imágenes de Jorge Rafael Videla, Ernestina Herrera de Noble, Héctor Magnetto y Bartolomé Mitre.

Desafiantes e irónicas, un grupo de mujeres avanzó por la avenida de Mayo con remeras negras y la leyenda estampada: "Sí, somos todas yeguas".

Otro pequeño grupo recibió aplausos cuando, también en sus remeras, exhibieron su respuesta política a los sectores que cuestionan las marchas kirchneristas: "El chori me lo pago yo".

Es que miles de los que fueron convocados al Congreso y que marcharon por fuera de las organizaciones llegaron por sus propios medios, pagando el boleto del colectivo o utilizando automóviles particulares.

La Presidenta inició su discurso mientras en la plaza los manifestantes seguían con atención sus palabras y celebraban sus frases más contundentes, especialmente sobre los ingresos de los trabajadores, las paritarias, la educación y la salud.

También se festejó el anuncio de que el Estado se hará cargo de la administración de los ferrocarriles, sobre todo cuando la Presidenta se dirigió al diputado Federico Pinedo para recordarle que su jefe, Mauricio Macri, reinvindicó las banderas del justicialismo: "Preparate Pinedo, porque con ese apellido espero que apoyes esta medida", le dijo.


En la plaza también se escucharon emocionadas ovaciones cuando la Presidenta, con tono enérgico, se refirió al atentado a la AMIA a y a quienes están acusados por encubrimiento.

En las calles hubo festejos y bandas musicales que se desplegaron por la avenida de Mayo, mientras que los granaderos y su fanfarria se ubicaron en la avenida Callao.

El Himno Nacional , que se escuchó antes del discurso de la Presidenta, fue coreado por los miles de convocados, que acompañaron las estrofas con los dedos en V.
 
Testimonios

Estela, de 46 años de edad, dijo que vino a acompañar a sus dos hijos que militan en una organización juvenil y, en este sentido, manifestó su alegría porque "tantos jóvenes estén participando en política".

"Hoy se ve esto en esta plaza" y agregó: "No puedo creer que a esta plaza de la alegría y el compromiso algunos dirigentes digan que es un auto golpe".

Por su parte, Marcos, del barrio porteño de Almagro de Nuevo Encuentro, dijo: "hoy nos movilizamos para apoyar al gobierno y para defender la democracia de la corporación mediática y de la corporación judicial".

Portando una bandera de la agrupación Miles, Ramón, de 54 años, sostuvo que "hoy el pueblo se moviliza para apoyar a la Presidenta que más hizo por los argentinos" y añadió que "por eso Cristina es pueblo y vinimos a acompañarla".

En tanto, Pablo, de la provincia de La Pampa, dijo que viajó desde su capital, Santa Rosa, para participar de "esta fiesta popular, porque porque hoy la gente y la militancia vino a defender el proyecto y la democracia contra aquellos que quieren desestabilizar al gobierno".

Marcela de 33 años, acompañada de sus hijos, explicó que "es fundamental acompañar a Cristina en su último año de gestión porque es un momento en donde se están dando las peores embestidas contra el gobierno".

En la misma línea, Agustin, de 18 años, de Kolina del municipio bonaerense de Escobar, consideró que "hoy es una jornada histórica, hoy la Presidenta va a hacer un balance de toda su gestión, de este proyecto que le cambió la vida a los argentinos".

Una multitud se concentr frente al Congreso aguardando el discurso de la Presidenta

Laura, de Unidos y Organizados y de 26 años del partido de General San Martin, señaló: "Hoy vinimos a acompañar a nuestra presidenta con alegría y convicción para defender el modelo de país que propuso Néstor y para defender la democracia argentina".

Al terminar el discurso que dejó inaugurado el 133 periodo de sesiones ordinarias, Marisa y Héctor, de Parque Patricios, celebraron las palabras de la Presidenta y manifestaron que de esta forma la mandataria está "educando políticamente".

En el mismo sentido Ileana, de 21 años, de La Cámpora de la provincia de San Juan, contó a Télam que junto a sus compañeros salieron ayer a las 6 de la tarde para llegar hoy a escuchar a la Presidenta en la Plaza del COngreso. Y dijo que este discurso "fue histórico".

"Este es un momento donde el conjunto de la fuerzas opositoras armaron una embestida hacia el gobierno, por eso hoy vinimos a defender la democracia", dijo Pablo, también oriundo San Juan.