25/02/2015 Irak

El Estado Islmico amuralla Mosul, asediada por los kurdos a la espera de un ataque del ejrcito iraqu

Medios iraquíes informaron que el EI se está atrincherando y amurallando la ciudad para enfrentar un masivo ataque militar de Bagdad, después de que milicias kurdas con apoyo aéreo estadounidense le cortaron rutas clave de abastecimiento.

La milicia islamista, que se apoderó de Mosul en julio pasado, está haciendo cavar trincheras en torno a la urbe de dos millones de habitantes e inició la construcción de muros de cemento en las carreteras de acceso.

Hasta ahora, los muros solo protegían los principales edificios, señaló a partir de testigos locales la agencia iraquí de noticias Shafaaq News.

Según la agencia iraquí, citada por la agencia DPA, hay indicios de que el líder del EI, el "califa" Abu Bakr al Bagdadi, se encuentra en la estratégica ciudad.

Mosul, a 400 kilómetros al Norte de Bagdad, es el principal bastión de los wahabitas extremos del EI, que se financian en parte con los ingresos que les produce la producción de las destilerías locales.

Si cayera Mosul, las finanzas del EI volverían a depender casi exclusivamente de las donaciones de islamistas wahabitas extranjeros (mayormente sauditas) de alto poder adquisitivo.

La caída de esta ciudad en manos iraquíes sería un revés estratégico para los yihadistas, y un portavoz del comando central estadounidense anunció que los ataques podrían comenzar en abril o mayo próximos.

El gobierno iraquí se indignó por la revelación de las preparaciones para la ofensiva, tras la cual el EI aceleró sus trabajos de defensa.

En tanto, las fuerzas peshmerga kurdas se hicieron con el control de una de las principales rutas de suministro para los milicianos de Estado Islámico en el norte de Irak, según dijo a DPA el coronel kurdo Serbest Mustafa.

La ruta, explicó, era la que los yihadistas utilizaban para conseguir suministros entre Mosul y Siria. El coronel señaló además que las tropas de la región autónoma iraquí de Kurdistán también tomaron dos puestos externos fronterizos cerca de Mosul, la segunda ciudad del país.

El avance estuvo respaldado por los ataques aéreos estadounidenses, lo que forzó a los extremistas a retirarse dentro de Mosul.