18/02/2015 "Exhibition Warld Cup"

Fotgrafos de todo el mundo inauguran muestra sobre el costado oculto del Mundial en Brasil

Más de 30 fotógrafos y documentalistas de todo el mundo, que se conocieron mientras cubrí­an el Mundial de Fútbol en Brasil en 2014, armaron el proyecto documental independiente "Warld Cup", con potentes y cuidadas imágenes que revelan el costado más oculto de la última Copa del Mundo y que desde mañana recalan en una muestra en el Centro Cultural de la Cooperación, en Buenos Aires.

Por Leticia Pogoriles



"Exhibition Warld Cup", en referencia a un juego de palabras en inglés entre War (guerra) y World (mundo), nació como iniciativa del fotógrafo franco-argentino Sebastián Gil Miranda, quién junto al brasileño Dinho Moreira y los francesas Elsa Brugière y Thomas Belet dieron vida a este proyecto que registró el lado B de uno de los eventos deportivos más importantes del planeta, que el año pasado se desarrolló en un marco de conflictividad y confrontación que no fue captado en su totalidad por los medios.

El combo de 50 imágenes que se podrán ver hasta fin de marzo en Buenos Aires aborda temas como el fútbol en la cultura y en las comunidades, las consecuencias urbanas, económicas y sociales detrás del show business, la situación social del país, las manifestaciones en contra de la Copa, la represión policial, la corrupción, la malversación de fondos, la expropiación de tierras por causa de las obras, la manipulación de la información y las contradicciones entre la pasión y la crítica.

"La idea colectiva no nació antes del Mundial, sino que viajé para hacer un proyecto sobre el otro lado de la Copa y ver si surgía algo. Quería contar la historia que sabía que no se contaría porque iba a quedar eclipsada por el show y los partidos. Llegué a San Pablo para la inauguración y me encontré con una tremenda manifestación que era como una guerra. Eran dos mundos distintos a seis cuadras de distancia: una guerra y un festejo", recuerda a Télam, Gil Miranda, fotógrafo y curador de la muestra. 

Un viaje a Río de Janeiro lo conectó con un grupo de documentalistas brasileños que paraban en una casona junto a periodistas y fotógrafos de varios países. "El proyecto, en definitiva, nació en una noche de charla. A la mañana siguiente se armó la página web, las bases y el logo. Recibimos material masivamente y, si bien, al principio había una tendencia a fotografías más amarillistas, el criterio era mostrar esa otra cara de un modo más sutil", dice el curador. 

Con tramas más profundas en la lente de profesionales con trayectorias de compromiso social, "Exhibition Warld Cup" es un fuerte muestrario "de voces diversas", con historias distintas detrás de cada imagen y un innegable trasfondo futbolístico familiar para gran parte del mundo. 

Una de las fotografías con las que se topará el visitante (también se pueden ver en www.warldcup.weebly.com) es la que captó el inglés Frederick Bernas, que estará en la inauguración. En la imagen se ve a una mujer besando el televisor donde aparece el capitán de la selección verde amarela, Thiago Silva. 



"Esto pasó en un campamento del Movimiento de Trabajadores sin Tierra, en las afueras del estadio de San Pablo. Es gente desplazada de sus casas por las obras del Mundial y en el primer partido de Brasil, la mujer parece haberse olvidado de todo. Lo ve al capitán y le da un beso al televisor. Lo que refleja esa contradicción constante del Mundial, que oscila entre el fanatismo y lo que quedó detrás", cuenta Gil Miranda. 

Otra foto, la del brasileño Dinho Moreira, relata una historia donde se ve a un grupo de indígenas en ronda alrededor de un árbol, en un predio cercano al estadio Maracaná que era un espacio para desarrollar sus actividades culturales pero en vísperas del Mundial, fue convertido en estacionamiento. "La foto -dice el curador- es una manera de mostrar la contradicción entre una realidad y otra y entre los intereses y la cultura".

Fotógrafos de todo el mundo y colectivos de profesionales, como el argentino M.A.F.I.A, se unieron para revelar en su lenguaje visual un cúmulo de realidades que pasaron al costado del Mundial. Las denuncias, explica el curador, se dieron "en diferentes niveles". 

"La percepción inicial era muy contradictoria, estábamos en Brasil, el paí­s con más historia futbolí­stica con un pueblo muy pasional en relación al fútbol. Pero el 80 por ciento estaba disconforme; muchos querían que Argentina salga campeón porque, aunque era lo peor que les podí­a pasar, iba a saltar lo que había detrás: una tremenda malversación de fondos y muchísima gente desplazada de sus casas con promesas que nunca se cumplieron", sostiene. 



La muestra, que ya se exhibió en múltiples espacios en la ciudad de Río de Janeiro como el Museo de Arte de Río (MAR) y el Parque de las Ruinas busca "mostrar, denunciar y crear conciencia en torno a las problemáticas que esconden los eventos deportivos masivos. Hay una pluralidad de voces donde se reflejan todas las problemáticas. Había conciencia real de una historia de lucha, pero también muchos oportunistas que salieron a mostrar sus problemas a los medios", aclara Gil Miranda.

Enmarcados en el lado B de la fiesta del fútbol que muestra con distintas estéticas el drama social de la pobreza, este recorrido invita a observar expresivos retratos de hinchas, potentes símbolos de las represiones en manos de una policía militarizada, 'piicaditos' en favelas, destrozos y pasión; contrapuntos como vaivenes que se mecen entre la alegría y la desazón, la violencia y la emoción.

Pero el proyecto no se quedará con el Mundial 2014, sino que sigue con una línea: "mostrar el trasfondo de los eventos deportivos masivos". Por eso, las próximas escalas serán la Eurocopa de Fútbol en Francia y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, ambos en 2016. 



En tanto, "Exhibition Warld Cup" se inaugurará mañana las 20 en Corrientes 1543, mientras que a las 21 se proyectará el documental brasilero "Dominio Público", sobre la problemática en Brasil durante el año previo a la realización de la Copa, para concluir con una mesa debate con Sebastián Gil Miranda, Frederick Bernas y los integrantes del colectivo M.A.F.I.A.