12/02/2015 Primera entrega

20 películas clásicas del cine erótico – Parte 1

Se acaba de estrenar “50 sombras de Grey”, la película basada en la trilogía erótica escrita por la británica E. L. James, que es un boom editorial de ventas en todo el mundo. Más allá de las opiniones a favor o en contra del flamante filme, aprovechamos su estreno para compartir un listado muy original, en dos partes, con 20 clásicos y rarezas del cine erótico.

1

El ángel azul


Der blaue engel/ Joseph Von-Sternberg/Alemania/1930.
Talentosa, provocativa y, sobre todo, sumamente inteligente. De estos atributos se valió Marlene Dietrich para delinear a la primera gran femme fatale del cine europeo, en tiempos en que los desnudos no eran habituales en el cine. El director Joseph Von-Sternberg fue su mejor socio y bajo su dirección la Dietrich logró su interpretación más famosa en esta película. Su personaje es Lola, cantante de un cabaret barriobajero que tiene encandilado a un grupo de estudiantes. El rígido profesor de estos muchachos decide visitar El ángel azul, en un principio indignado por la obscenidad del lugar y finalmente entregado al embrujo de Lola, a un paso ya de la degradación personal. Ver ficha

Escena.


2

Éxtasis


Exsatese/Gustav Machaty/Checoslovaquia/1933.
Heddy Lamarr (nacida en Viena en 1914) se hizo famosa gracias a esta película en la que protagoniza el primer desnudo de la historia del cine y una escena en la que experimenta un orgasmo en primer plano. Y, como si esto fuera poco, todos estos placeres surgen de un acto de infidelidad. La película se estrenó en el Festival de Venecia con Mussolini en las butacas y fue tal el escándalo que el marido de Heddy, un industrial poderoso, la obligó a abandonar el cine y retomar la carrera de ingeniería (patentando una técnica radial llamada “espectro ensanchado” fundamental para el uso militar). Recreando el guion de Éxtasis, pero esta vez en la vida real, Heddy logró huir de su matrimonio. Hollywood la esperaba para consagrarla como uno de los rostros más bellos de la historia del cine. Ver ficha. 

Orgasmo de Heddy Lammar.


3

Soy curiosa amarillo-azul


Jasa ar nyfiken en fil blatt-gult/Vilgot Sjoman/Suecia/1967-68.
Presentada en algunos países como un díptico (en realidad en aquellos países en las que no se las prohibió), estas dos películas suecas tienen como protagonista a Lena, una candorosa jovencita que indaga acerca de la situación social y política que la rodea. Paralelamente se desarrolla otra película, que incluye la intimidad del rodaje y extractos documentales, recursos que la sitúan entre los tantos experimentos cinematográficos de la década. Estamos en Suecia en los años sesenta, y para Lena ha llegado el momento de explorar su sexualidad. Desnudos al natural, algo de sexo explícito e incluso alguna felación eliminada de algunas de las copias han hecho de Soy curiosa uno de los filmes más polémicos en una época en que el cine se iba animando a mostrar cada vez más. Ver ficha. 

Escena.


4

Carne


Armando Bo/Argentina/1968.
Al menos una película de Isabel Sarli tiene que estar en cualquier lista de cine erótico. Elegimos Carne porque constituye la representación total del cine de Armando Bo. Algo muy llamativo sucede con esta película: está presente en nuestra memoria sin necesariamente haberla visto, una síntesis total de la popularidad de la dama del cine erótico nacional. Un par de frases han quedado en la historia. La primera es “carne sobre carne”, cuando la pobre Coca es arroajada sobre una media res para ser sometida por los empleados de un frigorífico. Y la segunda, “¿Qué pretende usted de mí?”, nunca existió, a tal punto que cuando el grupo Bersuit la quiso incluir en el video clip de “La argentinidad al palo” debieron llamar a Sarli, más de treinta años después de Carne, para que la grabara y la rubricara de una vez por todas. Ver ficha. 

Película completa.


5

Delicias turcas


Turks fruit/ Paul Verhoeven/Holanda/1973.
Una de las películas holandesas más importantes de la historia fue ésta dirigida por Paul Verhoeven, quien luego continuará su carrera en Hollywood con las mucho más famosas Robocop e Invasion. Delicias turcas pone en un mismo plano la libertad sexual con la libertad política y artística desde el lugar de un escultor (Rutger Hauer, también con futuro hollywoodense) que renuncia al modo de vida burgués separándose de su esposa y de su familia. Al conocer a una muchacha dará rienda suelta a su creatividad artística y a una sexualidad adornada por el humor y las prácticas fetichistas, por ejemplo haciéndose unos bigotes con el vello púbico de su novia. Ver ficha. 

Escenas.


6

La bestia


La bete/Walerian Borowczyk/Francia/1975.
El director polaco Walerian Borowczyk escribió y dirigió varias películas con alto contenido erótico, con dosis de humor y violencia que toman como punto de partida temas históricos y antiguos relatos europeos. La bestia es una de sus películas más destacadas. Retoma una leyenda del siglo XVIII acerca de una criatura que habita una finca y conquista con su falo gigante a la dama del lugar. Ya en el siglo XX la bestia se manifiesta en los sueños de una joven inglesa que ha llegado a la campiña francesa para casarse con el heredero de una familia aristocrática. Sueños y fantasías eróticas que transitan al filo de la realidad y a los que la dama termina entregándose con sumo placer. Ver ficha. 

Trailer.


7

El imperio de los sentidos


Ai no corrida/Nagisa Oshima/Japón/1976.
Todo aquello que difícilmente pudiera aparecer en el cine occidental apareció en esta película del japonés Nagisa Oshima, aunque es pertinente aclarar que se trató de una producción francesa ya que en Japón tampoco se hubiera autorizado su realización. Clásico entre los clásicos del sexo explícito en el cine, El imperio de los sentidos narra la apasionada relación entre el propietario de un hotel y una de sus empleadas, quien finalmente se revela de su estado de sumisión. La mayoría de las escenas eróticas fueron eliminadas para su exhibición internacional, pero las copias disponibles hoy en día sí que están completas. Sexo practicado con desenfreno y hasta con creatividad que ofrece un catálogo de opciones que incluyen sangre y alimentos, nuevas modas sexuales que se pusieron de moda del mismo modo que la manteca de El último tango en París. Ver ficha. 

Trailer.


8

Ese oscuro objeto del deseo


Cet obscur objet du desir/Luis Buñuel/Francia/1977.
El gran maestro del cine surrealista se despidió del cine con esta penetrante visión del deseo y la posesión masculina. Fernando Rey interpreta a Mateo, un veterano ministro francés que abusando de su posición intenta poseer una y otra vez a Conchita, su joven empleada doméstica, quien con sus falsas promesas lo mantiene en un desesperante estado de celo que lo zarandea entre la pasión y la misoginia. El papel de Conchita fue interpretado por las bellísimas Carole Bouquet y Ángela Molina, ambas de un carácter totalmente diferente: una refinada muchacha francesa y una provocativa bailarina española. Mucho se ha discutido acerca del valor simbólico de este doble personaje. Lo cierto es que a Buñuel le encantaban las dos actrices y no se decidía por ninguna de ellas. En todo caso, el erotismo de su última película es doblemente eficaz. Ver ficha. 

Trailer.


9

9 semanas y media


Nine  ½ weeks/Adrian Lyne/EE.UU./1986.
Humedad, juegos sexuales, desnudismo y estética de video clip para este contundente éxito de taquilla y finalmente la película modelo del cine erótico norteamericano de la década del 80. Kim Bassinger y Micky Rourke se conocen en Manhattan y sus encuentros íntimos se irán tornando cada vez más extremos. Esta es la columna vertebral de la historia, pero su verdadero hilo dramático está en la posibilidad de que emerja una historia de amor una vez consumadas las fantasías sexuales del hombre. 9 semanas y media tiene algo bastante original, y es el punto de vista femenino del erotismo. De hecho, el guion fue escrito por una mujer y, al igual que Kim Bassinger, Micky Rourke se convirtió en ícono sexual de la época. Ver ficha. 

La escena más famosa, con música de Joe Cocker.


10

Una relación particular


Une liaison pornografique/Frederic Fontaine/Francia/1999.
Esta historia que también fue llevada al teatro versa sobre un modo de relación que se ha hecho muy frecuente en estos días con el uso de las redes sociales. Un hombre y una mujer se conocen a través de una agencia de contactos para tener un encuentro estrictamente sexual. El hecho de que sean dos desconocidos los habilita a satisfacer su sexualidad sin ningún tipo de compromiso. Pero esta relación pornográfica irá transformándose, lenta y sutilmente, en una relación teñida por los sentimientos. Una inteligente y sensible vuelta de tuerca al cine erótico, sin escenas de alto voltaje. Ver ficha.

Trailer.

etiquetas