21/01/2015 terrorismo

Boko Haram reinvindica su ms sangriento ataque en Nigeria

A falta de cifras oficiales del gobierno nigeriano, la organización Amnistía Internacional aseguró que hasta 2.000 personas fueron asesinadas y unas 3.700 viviendas y negocios destruidos en el ataque a la localidad de Baga, en la frontera entre Nigeria y Camerún, del 3 al 7 de enero pasado.


Boko Haram reivindicó la autoría de un reciente y sangriento ataque que dejó cientos de muertos y arrasó con una localidad del noreste de Nigeria, mientras que el vecino Camerún anunció la liberación de un rehén alemán secuestrado hace más de medio año por la temible secta islamista.

"Nosotros matamos a la gente de Baga según las instrucciones de Dios en su libro", dijo el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, en un video subido al sitio web YouTube el mismo día en que la Corte Penal Internacional (CPI) prometió investigar y castigar los crímenes de guerra y contra la humanidad en Nigeria.

"Nunca pararemos. Todavía no vieron nada. Más muertes están por venir", amenazó Shekau en unas imágenes en las que aparece de pie delante de unos camiones y rodeado de hombres armados y enmascarados, una escena muy similar a la de anteriores vi­deos difundidos por Boko Haram.

"Esto marcará el fin de la política y la democracia en Nigeria", advirtió, en momentos en que el país africano se prepara para trascendentales elecciones presidenciales, el 14 de febrero.

El lí­der de la secta islamista, que en el último año intensificó su violento accionar, matando y perpetrando secuestros masivos, especialmente en el norte de Nigeria, amenazó con perpetrar nuevos ataques en Camerún, Chad y Níger, informó la agencia de noticias EFE.

Estos países africanos trabajan conjuntamente para crear una coalición regional para luchar contra la milicia radical nigeriana, que en lenguas locales significa "La educación no islámica es pecado".

Boko Haram no encontró casi oposición durante su asalto a Baga, a orillas del lago Chad, debido a que fuerzas de seguridad destacadas en una base militar cercana huyeron tras otro ataque perpetrado dí­as antes.

Además de los cientos de muertos, decenas de mujeres fueron secuestradas por Boko Haram durante el ataque en Baga, según relataron algunas mujeres que lograron escapar a Maiduguri, la capital del estado de Borno, donde también se encuentra Baga.

Boko Haram pretende instaurar un estado islámico en Nigeria y mantiene una sanguinaria campaña en el país más poblado y rico de Africa, donde ya murieron más de 3.000 personas en lo que va de año, según el gobierno nigeriano, muy cuestionado interna y externamente por su ineficacia para luchar contra los islamistas.

También hoy, la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, dijo que está investigando denuncias de asesinatos masivos en Nigeria y que procesará a todo aquel responsable de crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos en el país.

Tras conocerse la reivindicación de Boko Haram de los recientes ataques en Baga, el gobierno de Camerún informó hoy en un comunicado que el Ejército del país liberó a un rehén alemán que estaba en manos de Boko Haram.

Se trata de Nitsch Eberhard Robert, secuestrado en julio de 2014 en el norte de Nigeria.

El ciudadano alemán se encuentra en la capital de Camerún, Yaundé, informó un portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores alemán, Martin Schaefer, sin dar más detalles acerca de cómo se produjo la liberación ni tampoco del estado del rehén.

"Partimos de la base de que se encuentra bien, dadas las circunstancias", agregó, y agradeció al gobierno de Camerún su "excelente cooperación".

El ministerio de Relaciones Exteriores alemán mantenía desde hace más de seis meses un equipo de seguimiento del caso de ese ciudadano desde que se produjo su secuestro, indicó el portavoz.

La propia canciller alemana, Angela Merkel, se pronunció esta semana a favor de que la Unión Europea (UE) ayude a financiar una misión militar africana en Nigeria y en otros países para combatir a Boko Haram.

En una rueda de prensa con el presidente de Ghana, John Mahama, de visita oficial a Alemania, la jefa del gobierno alemán aplaudió el acuerdo multilateral para poner en marcha una fuerza africana que combata a esta organización yihadista.