14/01/2015 Declaración

Familiares de víctimas de la Amia: "Es una operación vergonzosa"

Sergio Burstein, del grupo de Familiares y Amigos de las Víctimas de la AMIA se refirió así a la denuncia hecha por el fiscal Nisman en la que realizó un pedido de indagatoria a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.


Distintos miembros de la agrupación de Familiaes y Amigos de las Víctimas de la AMIA calificaron la denuncia presentada por el fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el canciller Héctor Timerman, entre otros, como una “operación vergonzosa” y vincularon su accionar judicial con los cambios ocurrido en la Secretaria de Inteligencia semanas atrás.

“Esto es una operación vergonzosa de quien llevó adelante la investigación que Nisman puso en sus escritos: Jaime Stiusso”, dijo Sergio Burstein, uno de los integrantes del grupo de Familiares y Amigos que siguió de cerca toda las investigaciones realizadas por el fiscal especial para la causa AMIA desde su nombramiento.

En diálogo con Télam, Burstein recordó que “si hubieron personas que defendieron y dieron crédito a la investigación de Nisman fueron Néstor y Cristina Kirchner, basándose en la investigación que llevó adelante el mismo fiscal. Ellos llevaron la causa AMIA -basados en la investigación de Nisman- a los foros internacionales. Por eso no se entiende esto sino como una opereta para denigrar y basurear a las víctimas y a los funcionarios”.

“Yo quiero la declaración de los iraníes y que se determine si hay pruebas para juzgarlos”, agregó.

Burstein dudó, también, de las pruebas compiladas por el fiscal: “Quisiera saber, por ejemplo, si las escuchas que tiene son legales o ilegales, como las que manejó el (ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge) Fino Palacios”.

Y recordó que “en otra oportunidad, Nisman nos dijo que la SIDE tenía información respecto de conexiones entre dos personas que están involucradas en el atentado a la AMIA, que él estaba en conocimiento y que estaba intentando incorporar el tema a la causa, pero que entendía que no era momento para intimar a la SIDE para que aportara esa prueba”, destacó demostrando el “oportunismo con el que se movía”.

Y para ratificar lo que consideró “endebleces en las pruebas” recordó que, “en una ocasión, Nisman nos dijo que sería bueno que contactásemos en Estados Unidos a algún estudio de abogados por si queríamos llevar el tema afuera del país”.

“Logramos un contacto por medio de la Asociación de Abogados Judíos de la Argentina y ese estudio que nos recomendaron ratificó su interés. Viajaron a Buenos Aires, se reunieron con el fiscal Ferrante -de la oficina de Nisman-, estudiaron el tema y antes de irse nos dijeron que Nisman había hecho una investigación muy interesante, que estaban admirados pero que no podían tomar el caso porque no encontraban pruebas judicializables con las que poder iniciar ni siquiera una demanda civil contra Irán”.

Para Burstein, “Nisman se está victimizando porque es muy importante el apartamiento de Stiusso de la SIDE. Por eso, esto, también nos va a llevar a una pérdida de tiempo en la investigación del atentado”.

“Esto es una opereta, es una falta de respeto a las víctimas y yo quiero que ahora demuestre todo lo que dijo en su presentación”, concluyó.

Otra de las integrantes de ese grupo, Olga Degtiar se manifestó “segura” de que la denuncia realizada “es un manejo político” y que le costará “mucho poder demostrarlo”.

“Estuvo 10 años en la unidad fiscal exclusivamente por el atentado, con 50 empleados y no pudo lograr esclarecer el tema AMIA. Y ahora está haciendo una denuncia terrible, para nosotros también. Lastima nuestra sensibilidad. Nosotros hemos confiado siempre en la Presidenta que se presenta a Naciones Unidas con nuestro reclamo”, sostuvo en diálogo con Télam.

“Lo que si puedo creer es que Nisman esté buscando retirarse de la causa”, agregó y contó que antes el fiscal convocaba a los familiares de las víctimas para anoticiarlos personalmente sobre el rumbo de la investigación, algo que dejó de ocurrir tras la firma del memorandum de entendimiento con Irán.