14/01/2015 Espaa

Rajoy quiere penalizar los desplazamientos a zonas de conflicto yihadista

Lo afirmó el presidente del Gobierno español entre otras nuevas medidas con las que se pretende luchar contra el "terrorismo islamista" tras los atentados de la semana pasada en París que convulsionaron al mundo.



La reforma legal que plantea el gobierno conservador español apunta a reformular el tratamiento penal del terrorismo, que en España estaba orientado fundamentalmente a los grupos organizados, para poder combatir a las personas que actúan de forma individual, no sólo los llamados "lobos solitarios" sino a los que deciden sumarse a los grupos armados.

Desde Grecia, donde se encuentra de visita oficial, Rajoy explicó que se considerará delito de terrorismo el "desplazamiento a zonas de conflicto con la intención de incorporase a un grupo terrorista", según informa la prensa española.

También señaló que también se penalizará "el reclutamiento y el adiestramiento pasivo", es decir, a los receptores de información a través de web yihadistas.

Esta polémica idea, que España lleva impulsando hace ya más de un año en Europa, resurgió con fuerza luego luego del ataque contra el semanario francés Charlie Hebdo, que dejó 12 periodistas e ilustradores muertos.

Hoy, el ministro de Interior español, Jorge Fernández Díaz, dijo en declaraciones a Radio Nacional de España (RNE) que "se da por supuesto que ese delito quedaría acreditado en una investigación policial o judicial, pero no estaría mal que quede precisado en el texto legal".

En ese sentido, el ministro indicó que "no es lo mismo" que quien visite de forma habitual una web yihadista sea un periodista o policía o que lo haga otra persona, en referencia a un potencial combatiente.

Asimismo, Rajoy indicó que se endurecerán las penas por "enaltecimiento de terrorismo en Internet".

Entre otras propuestas polémicas figura el famoso registro de pasajeros (PNR- Passenger Name Record) que permite guardar los datos sobre los viajes de los ciudadanos.

Las medidas se incluirán en una ley orgánica sobre terrorismo que planea aprobar próximamente en el Congreso de los Diputados tras alcanzar el Partido Popular (PP) de Rajoy un acuerdo con el opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Pedro Sánchez.

A través de este pacto, que se extenderá a los demás grupos parlamentarios, el PP retirará todo el apartado sobre terrorismo de la actual reforma del Código Penal que tramita el parlamento y abordará penalmente el "terrorismo yihadista" por separado.

España ha desmantelado recientemente varias redes de reclutamiento y adiestramiento de combatientes, especialmente en los enclaves de Ceuta y Melilla, en la frontera con Marruecos, que pretenden sumarse al Estado Islámico (EI) y otros grupos yihadistas en Siria e Irak.

Una de las mayores preocupaciones y quizás la mayor amenaza es el regreso de yihadistas que se han desplazado ya a esas zonas de conflicto y que podrían atentar en Europa, reconoce el Ministerio de Interior español.