06/01/2015 ante el Consejo de la Magistratura

Muri el paciente hemoflico contagiado de hepatitis C que denunci a Bonadio por mal desempeo

Luis Echarren, uno de los mil pacientes hemofílicos contagiados con HIV y hepatitis C hace 20 años, y quien llevó adelante la denuncia ante el Consejo de la Magistratura contra el juez por su actuación en ese expediente, falleció el sábado sin que la causa judicial haya sido aún resuelta así como tampoco la acusación que pesa sobre magistrado por mal desempeño.

"Se mueren los querellantes y la causa no se resolvió", dijo en declaraciones a Infojus el abogado de Echarren, Gonzalo Giadone, que relató que "hace cinco días Echarren se descompuso en su casa, donde vivía solo" y murió luego que sus vecinos lo trasladaran a una clínica del centro porteño.

"El juez Bonadio hizo oídos sordos, no hizo las cosas como la lógica indica y como los hechos indican"


Luis Echarren, en declaraciones en noviembre
Según el relato de su abogado, "cuando los vecinos lo encontraron, ya estaba mal", ya que Echarren tenía "complicaciones por su hepatitis y también neurológicas, por estar infectado con el mal de la vaca loca".

"Cada día se suceden más muertes", dijo Giadone, que recordó que la última vez que habló con Luis fue después de que diera una nota para el diario Tiempo Argentino.

Luis Echarren fue uno de los mil pacientes hemofílicos que en 1984 se contagiaron HIV y hepatitis C en la Fundación de la Hemofilia, donde eran tratados por su problema de salud.

Los responsables fueron cuatro directivos de la entidad y los titulares de los laboratorios Bayer, Gador, Inmmuno y Merieux, contra los que se abrió un expediente en la Justicia que fue manejado por Bonadio.

Bonadio sobreseyó tres veces a los acusados, pero en las dos primeras, la Cámara Federal porteña le revocó la decisión y le ordenó reactivar la causa, mientras que en la tercera hubo un fallo dividido y el caso llegó hasta la Cámara Federal de Casación Penal, que desde 2012 está analizando el expediente.

"El juez Bonadio hizo oídos sordos, no hizo las cosas como la lógica indica y como los hechos indican", dijo en noviembre pasado a Infojus  Echarren, que fue quien inició en el Consejo de la Magistratura una denuncia por mal desempeño contra Bonadio por su actuación en esta causa.

La causa judicial comenzó en 2005, en 2006 recayó en manos de Bonadio y en septiembre de 2007,  los peritos del Cuerpo Médico Forense dieron sus conclusiones sobre los factores de coagulación analizados.

En ese informe se concluyó que "se detectó el virus de la hepatitis C y no se detectó HIV", aunque este último dato "podría ser por el tiempo transcurrido y el modo de conservación de las muestras", según se indicó.

En ese marco, la querella pidió al juez que tomara declaración indagatoria al director de la Fundación, Pedro Pérez Bianco; y a su asesor, Miguel de Tezanos Pinto, pero esa medida se tomó recién en mayo de 2009 y los imputados negaron las acusaciones, en tanto que tres meses después, el 28 de agosto, Bonadio los sobreseyó.

La querella apeló y señaló que Bonadio omitió analizar las pruebas aportadas y que sólo tuvo en cuenta las declaraciones de los imputados.

En abril de 2010, la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal revocó el sobreseimiento, y en octubre, Bonadio declaró prescripta la acción penal y la querella volvió a apelar.

La Cámara dijo que no se trataba de un delito de lesa humanidad, como había planteado la querella, pero le dijo al juez que se había apresurado en tomar la decisión.

El 22 de diciembre de 2011, Bonadio logró declarar la prescripción en cada uno de los casos analizados, y el  abogado querellante volvió a apelar, en tanto que el 27 de septiembre de 2012, en un fallo dividido, la Cámara confirmó la resolución dictada por Bonadio y declaró la prescripción de la acción penal en relación con los imputados.

Pero, tanto la querella como el fiscal de Cámara, Federico Delgado, interpusieron recurso de casación y la causa llegó a la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal de la Nación, donde está en análisis.

En diciembre pasado, la sala debía realizar una audiencia en el marco de esta causa, la causa madre, pero ante la presentación de una recusación a uno de sus integrantes, el juez Luis Cabral, hoy integrante del Consejo de la Magistratura, se pospuso hasta después de la feria judicial.