18/12/2014 nueva mirada

El Banco Central cre una subgerencia de Derechos Humanos

La entidad creó y puso en marcha un área para los Derechos Humanos dentro de su estructura organizativa, la cual tendrá amplias funciones para contribuir a afianzar la defensa de los derechos humanos en el sistema financiero, así como también para investigar el papel del ente monetario durante la última dictadura cívico-militar.


La creación de una subgerencia de Derechos Humanos fue anunciada por el presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, durante un acto del cual participaron representantes de organizaciones de defensa de los derechos humanos, intelectuales y miembros la comisión gremial interna del Banco, que participa de la iniciativa.

Entre sus misiones, el área creada apuntará a investigar el papel del BCRA durante la última dictadura cívico militar.

De tal modo, se relevará y sistematizará toda la documentación del organismo durante la última dictadura, lo cual incluirá el análisis de actas de directorio, expedientes, boletines internos, memorias y el intercambio con fuentes documentales externas con el objetivo de conocer el alcance de la responsabilidad que le pudo haber correspondido al BCRA o a sus entonces directivos en crímenes de lesa humanidad.

“Esta decisión constituirá un punto de inflexión importante en la historia del Banco Central, del sistema financiero y del país”, afirmó Vanoli en el acto.

El titular del BCRA recordó que “en estos días escuchamos a algún dirigente que sostuvo que había que cerrar la etapa de los Derechos Humanos. Esto no será así, porque hay un piso moral ganado que no tiene posibilidad de retroceso. ¿Cómo se puede cerrar una etapa cuando aún hay abuelas que buscan a sus nietos?”, se preguntó.

Vanoli también señaló que “hubo quien vinculó a los Derechos Humanos con curros”, en referencia a los dichos de Mauricio Macri, por lo que al respecto advirtió que “habrá que ver cuáles fueron los curros, qué pasó con las empresas que fueron expropiadas, con los bancos y con los bienes durante la dictadura”.

La creación del área de gestión mencionada refleja una línea de continuidad con el trabajo que realizó la oficina de Derechos Humanos de la Comisión Nacional de Valores (CNV) durante la gestión de Vanoli al frente de ese organismo.

En ese entonces se abrieron los archivos de la dictadura y la investigación encarada tuvo como resultado que la Justicia resolviera la detención y prisión de los responsables de delitos
económicos.

Asimismo, esta iniciativa se añade al trabajo conocido como “Cuentas Pendientes”, un libro coordinado por Horacio Verbitsky y Juan Pablo Bohoslavsky, así como a la propuesta del diputado Héctor Recalde, quien impulsa un proyecto de ley para integrar una comisión interdisciplinaria con el fin de investigar delitos económicos durante la dictadura.

Por otra parte, esta nueva oficina del BCRA trabajará sobre otras perspectivas en materia de derechos humanos vinculadas con aspectos tales como políticas de género en el sistema financiero y fenómenos actuales como trata de personas y lavado de activos vinculados con este tipo de ilícito.

El área de Derechos Humanos en el BCRA estará a cargo de María Celeste Perosino.

Participaron del acto el subsecretario de Protección de Derechos Humanos, Luis Alen; la secretaria adjunta de la Comisión gremial interna, Miriam Póveda; Marta Santos (esposa del empleado detenido desaparecido del BCRA Roberto Lértora) y la periodista Mona Moncalvillo.

Por otro lado, enviaron sus adhesiones Madres de Plaza de Mayo línea fundadora; Abuelas de Plaza de Mayo; la Fundación Internacional Baltazar Garzón; CGT; CTA, entre otros