09/12/2014 documento

La Cumbre Iberoamericana aprob medidas y programas para favorecer a los jvenes y a las Pymes

La XXIV Cumbre Iberoamericana concluyó en Veracruz con un documento final en el que se exalta la necesidad de potenciar las posibilidades para la juventud, para lo que se aprobó crear desde 2015 una "tarjeta joven iberoamericana", propiciar la "movilidad de talentos y estudiantes" y un "tribunal arbitral" para litigios entre pequeñas empresas.

Por Daniel Casas

Por otra parte, la Cumbre también aprobó respaldos a favor de la postura de la Argentina en la disputa con los fondos buitre y del reclamo por Malvinas, al proceso de paz que llevan adelante Colombia y las FARC, y contra el bloqueo que Estados Unidos impone a Cuba desde 1962.

El canciller Héctor Timerman destacó en diálogo con la prensa su “satisfacción” por los respaldos recibidos por la Argentina en dos temas tan sensibles como la reivindicación de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georigias y Sandwich del Sur, así como al planteo de renegociación de la deuda soberana.

También por el apoyo unánime a la iniciativa argentina de alentar las negociaciones de paz que llevan adelante en La Habana el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Colombia, justamente, será el anfitrión de la próxima Cumbre Iberoamericana, convocada para 2016 en virtud del acuerdo de pasar a una periodicidad bienal para estos encuentros, de modo de dar tiempo a la ejecución de las acciones encargadas por esta cumbre a la Secretaría General Iberoamericana, que desde abril de esta año ejerce la diplomática costarricense Rebeca Grynspan.

Entre los puntos más salientes del documento final, según anticipó el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, figuran la creación a partir de 2015 de la "Tarjeta Joven Iberoamericana", que propicia descuentos para ese sector etario en viajes y museos, entre otros beneficios, y que en los hechos significaría un ingreso más amigable, a través de España, a los países de la Comunidad Europea.

No se explicitó cuáles serán los países que podrán instrumentar esta Tarjeta Joven en el corto plazo, pero la intención es extenderla a todos los países de Iberoamérica.

Por otra parte, los gobiernos del nucleamiento se comprometieron a avanzar en la elaboración de planes y mecanismos que permitan que los jóvenes talentos y estudiantes en general puedan moverse por los países de Iberoamérica para perfeccionarse en las áreas de su interés y potenciar así su formación como futuros profesionales.

Por último, se destacó a lo largo de los dos días de plenario de presidentes y representantes de Estado la necesidad de buscar soluciones a los litigios entre las empresas pequeñas y medianas (pymes) que interactuan en los países del bloque.

Las grandes empresas, se argumentó, tienen las posibilidades materiales para litigar y buscar soluciones a sus conflictos sin comprometer su subsistencia, cosa que no ocurre con las pymes, que sin embargo son las que proveen la mayor cantidad de puestos de trabajo.

Más temprano, Enrique Iglesias, quien ejerció la secretaría general desde la primera cumbre, en 1991, explicó en una declaración informal en el centro de prensa que “cuando comenzamos con estos encuentros no había otros, y ahora hay 13, lo que hace razonable que los presidentes reclamen más tiempo para ejecutar las acciones que se deciden”.

Por otra parte, el diplomático uruguayo salió al cruce de especulaciones sobre el éxito o el fracaso de las cumbres a partir “del criterio aritmético de contar cuántos presidentes asisten”.

En ese sentido, destacó que “la totalidad de los países iberoamericanos han estado representados en Veracruz” y se preguntó si “la presencia de Michel Temer, vicepresidente de Brasil y líder del PMDB (Partido del Movimiento Democrático Brasileño) no es suficiente para considerar que ese país está representado”, y lo mismo vale para Cuba, representado por vicepresidente, Miguel Diaz Canel, “que posiblemente será el próximo presidente”, deslizó.

El documento final se dio a conocer al término del segundo segmento del plenario de presidentes y jefes de Estado, que tras el debate de ayer sobre educación y cultura, hoy completó el programa con aportes sobre la innovación como herramienta para hacer más competitiva e igualitaria a Hispanoamérica, según destacaron varios de los mandatarios en sus ponencias.

La desigualdad fue un eje admitido en casi todos los discursos, donde en líneas generales se destacaron avances en inclusión y los intentos por universalización de los recursos.

Quien rompió la línea discursiva de todos los mandatarios fue el presidente uruguayo, José Mujica, quien con agudeza y palabras simples captó la atención de todos los presentes y fue sin dudas la intervención más elogiada dentro del recinto y más seguida en el centro de prensa.

“Se habla de innovación como una palabra de moda, pero en realidad es algo tan viejo como la humanidad”, aseguró el mandatario, quien se despide de estas cumbres porque en marzo entregará el mando a su sucesor electo, Tabaré Vázquez.

“La innovación es imprescindible y necesaria para que nuestras sociedades prosperen”, dijo en otro tramo, pero llamó a tener en cuenta que “se puede generar riqueza pero no necesariamente felicidad, porque cuando no interviene la política se acumula también una enorme desigualdad”.

En este sentido, propuso que “la política debe volver a la letra original de la República” que establece “que todos somos iguales”.

“Hay que defender el sentido republicano porque es el motor de recuperación de la confianza en la política, porque creo que es necesario que la sociedad recupere la política como herramienta para ser más igualitaria”.