09/12/2014 Gobierno

Hechos destacados del Gobierno de Cristina Fernndez de Kirchner

La presidenta iniciará mañana su octavo año de mandato, luego de siete años a cargo del Poder Ejecutivo marcados por su impronta de ampliación de derechos sociales y civiles, consolidación de políticas de Memoria, Verdad y Justicia, y profundización de la soberanía económica.


La Presidenta, que triunfó en 2007 con el 46,29 por ciento de los votos y fue reelegida en 2011 con el 54,11 por ciento, desarrolló en estos siete años medidas y decisiones que si bien continuaron las líneas trazadas por la presidencia de Néstor Kirchner desde mayo 2003, dejaron establecido un proyecto político con identidad propia.

La creación del ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva fue una de las primeras medidas impulsadas por Cristina, en diciembre de 2007, generando un hecho inédito para el país y la región, que llegó acompañado por la repatriación de más de 1.000 científicos a través del programa Raíces.

A su vez, en el 2008 llegó la sanción de la ley de Movilidad Jubilatoria que garantiza dos actualizaciones por año, recuperando de esta manera el haber mínimo para el sector pasivo que aumentó 1.343 por ciento en 10 años.

En la línea de ampliación de derechos sociales, se destaca la implementación de la Asignación Universal por Hijo, por la que más de 3.500.000 de niños y niñas reciben mensualmente un seguro social, y que fue complementado con el lanzamiento de la Asignación Universal por Embarazo para protección social (AUE), que se otorga a las futuras madres que se encuentren en las 12 o más semanas de gestación.

Otro de los hechos recordados durante el primer mandato de la actual Presidenta es la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que reemplazó a la ley que regía hasta entonces que era una norma establecida durante la última dictadura militar.

Se sancionó en octubre de 2009 con una amplia y plural mayoría parlamentaria con el objetivo de desmonopolizar la información y garantizar la pluralidad de voces, asegurando un 33% del espectro a los medios no comerciales.

Al hacer referencia a la ampliación de derechos civiles, la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario establece otro momento destacable de la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, ya que permitió que más de 7.000 parejas del mismo sexo se unieran en matrimonio; y más tarde se vio complementada por la Ley de Identidad de Género, que posibilitó que más de 3.000 personas trans pudieron elegir su nombre y sexo.

En ese sentido, se promulgó la ley 26.774 que permitió que cerca de 500.000 jóvenes de entre 16 y 18 años voten de manera optativa a nivel nacional, y posibilitó que participen del acto electoral, ampliando de esta manera ciudadanía y participación de nuevos actores en la escena nacional.

En abril de 2010 la jefa del Estado puso en marcha el Plan Conectar Igualdad para que alumnos y docentes de escuelas públicas de todo el país cuenten con una netbook que les permita acceder al mundo digital del conocimiento, y que al cabo de cuatro años lleva distribuidas más de 4.700.000 computadoras.

En materia de profundización de la soberanía económica, un hecho clave fue la estatización del sistema de jubilaciones y pensiones, que posibilitó que los 90.000 millones de pesos de los trabajadores, administrados por aseguradoras privadas que cobraban comisiones del 33%, pasen a manos del Estado.

En esa dirección, la Presidenta tomó la decisión de recuperar empresas públicas como Talleres navales Tandanor (2007), Aerolíneas Argentinas (2008), Fábrica Militar de Aviones de Córdoba (2009) y la nacionalización del 51% de las acciones de la petrolera YPF, que se decidió de la mano de la aprobación de la Ley de soberanía hidrocarburífera que declara también de “interés nacional” la recuperación del autoabastecimiento energético.

Además, en estos siete años al frente del Poder Ejecutivo, Cristina consolidó la integración regional con los países miembros de la América Latina con la participación sostenida y activa de nuestro país en las cumbres del Mercosur, a las que se sumaron espacios como la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), conformada como organismo de cooperación en 2008 por 12 países de la región.

En ese ámbito, se destacan los respaldos recibidos por nuestro país en el reclamo diplomático por la soberanía de las islas del Atlántico sur, convirtiendo a la cuestión Malvinas en una causa regional.

En el mismo sentido, con respecto a la batalla legal con los fondos buitre, las cumbres regionales respaldaron la postura de Argentina, consolidando un reclamo por la creación de un marco jurídico internacional para las reestructuraciones de deuda soberana que llegó al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) que ratificó esa necesidad a través de una resolución aprobada por mayoría en la Asamblea General del organismo que destacó la necesidad de generar un "multilateralismo real en un mundo más justo".