19/11/2014 La Habana

Colombia: las FARC insisten en el cese bilateral y creen que el futuro del dilogo depende del gobierno

La delegación de paz en La Habana consideró que “no es sensato” que ambas partes continúen con las hostilidades, que seguirán generando “nuevas víctimas”, cuando se cumplen dos años de instalada la negociación de paz con el gobierno colombiano en Cuba y en el marco de la captura del general Rubén Darío Alzate, que generó una crisis en el proceso. El gobierno colombiano espera la rápida liberación del general secuestrado.

 En una rueda de prensa, el vocero de las FARC, Iván Márquez, sostuvo que "la paz triunfará en Colombia” al mencionar como uno de los principales logros del proceso “el palpitar del anhelo nacional” de concretar el fin de más de 50 años de conflicto.

Sin embargo, cuestionó la postura del gobierno colombiano para avanzar en soluciones al conflicto: “Un Estado con verdadera voluntad de paz no tendría que hacer mucho esfuerzo para patentar una reforma rural integral”, indicó el representante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Con este balance altamente favorable debemos decir que no es sensato que continuemos matándonos en una confrontación”

También resaltó que desde la guerrilla buscan “encontrar la reconciliación, cesando las hostilidades que generen nuevas víctimas. Avanzamos en paso firme y seguro en mecanismo que establezca las causas y responsabilidades de una guerra impuesta”, según informó el sitio Telesur.

“Con este balance altamente favorable debemos decir que no es sensato que continuemos matándonos en una confrontación”, subrayó y agregó: “No es admisible que quien declara la guerra sin cuartel pretenda que no se le toquen sus generales y soldados”.

Este domingo el presidente Juan Manuel Santos suspendió los diálogos de paz tras la retención del general Alzate por el grupo insurgente y ayer las FARC, tras asumir que tenían en su poder a Alzate, afirmaron que le respetan “la vida e integridad física y moral".

Las FARC se pronunciaron sobre el hecho e instaron al gobierno a concretar un cese del fuego bilateral que permita dar soluciones al caso de Alzate. "Tenemos la disposición de contribuir a una pronta y sensata solución de este problema y que los diálogos deben continuar. Lo que hay que suspender es la guerra no el proceso de paz”, dijo en ese sentido ayer el vocero Pablo Catatumbo.

En tanto, hoy en relación a la liberación o no de Alzate, Márquez durante su alocución dijo que las FARC dejan esa decisión en manos de Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, líder de la organización, citó la revista Semana.