18/11/2014 Tierra del Fuego

La jueza penal de Ushuaia investiga por comisin de delito a la produccin del programa britnico Top Gear

La magistrada María Cristina Barrionuevo aceptó la competencia para investigar a los integrantes del programa, que provocó semanas atrás a la población fueguina al circular por la provincia en autos deportivos con patentes alusivas a la guerra de Malvinas.

Sin embargo, el hecho ilícito consistiría en haber cambiado la patente original de uno de los vehículos, por otra distinta, para seguir circulando por la Ruta Nacional Nº3, entre Ushuaia y Río Grande, una vez que la producción del ciclo resolvió abandonar Tierra del Fuego por los múltiples rechazos que generó su presencia.


La denuncia había sido formulada por miembros del Centro de Ex Combatientes de Malvinas de Ushuaia, ante el Juzgado Federal de la misma ciudad, pero el juez Federico Calvete se había declarado incompetente para intervenir en el caso y había girado las actuaciones a la Justicia provincial.

En ese ámbito, el fiscal Daniel Curtale elaboró un requerimiento de instrucción en el que considera que debe investigarse el presunto delito previsto en el artículo 289 del Código Penal Argentino, consistente en “falsificar, alterar o suprimir el número de un objeto registrado de acuerdo con la ley”, y que prevé penas de 6 meses a 3 años de prisión.

Fuentes judiciales precisaron a Télam que la jueza Barrionuevo ya formó una causa y dispuso algunas de las medidas probatorias requeridas por el fiscal, entre ellas pedir información a la Dirección Nacional de Migraciones sobre la identidad de las personas que ingresaron a la isla como parte del programa de TV.

La matrícula original del auto es la polémica “H982 FKL", que había desatado el descontento popular porque fue interpretada como “Falklands” -como llaman los británicos a las Malvinas- más el año de la guerra: 1982

Además, la magistrada le solicitó a la Policía Científica los registros fotográficos y otras pericias realizadas a los vehículos luego de que fueran abandonados a la vera de la Ruta 3, unos 20 kilómetros al norte del municipio de Tolhuin, luego de los incidentes registrados cuando la caravana pasó por ese pequeño poblado y un grupo de gente del lugar le arrojó piedras.

Según la denuncia de los veteranos de guerra, el automóvil al que le cambiaron la patente es el Porsche 928 GT, que para el programa de TV conducía el periodista británico Jeremy Clarkson.

La matrícula original del auto es la polémica “H982 FKL", que había desatado el descontento popular porque fue interpretada como “Falklands” -como llaman los británicos a las Malvinas- más el año de la guerra: 1982.

En tanto, cuando el vehículo fue abandonado (y Clarkson ya no estaba en el lugar) la patente que exhibía el Porsche era otra con la inscripción “HI VAE”.

La producción también incluía otros dos autos deportivos, un Ford Mustang y un Lotus, cuyas patentes también tenían números sugestivos (porque eran similares a la cifra de soldados muertos durante la guerra, tanto argentinos como británicos) pero que no fueron sustituidas para salir de la provincia.

En la denuncia, los ex combatientes presentaron como prueba varias fotografías de los autos en inmediaciones del Complejo de Esquí Cerro Castor, donde se realizaron filmaciones para el programa, y en las que se observa al Porsche de Clarkson con las patentes cambiadas en distintos momentos de un mismo día.

Este hecho alimenta la sospecha de que la sustitución se realizó en ese lugar, posiblemente después de que estallara el escándalo por la matrícula alusiva a las Malvinas.

El juez penal de la ciudad fueguina de Río Grande, Héctor Ochoa, ya había formado una causa para investigar los mismos sucesos, antes de que los ex combatientes de Ushuaia realizaran la denuncia.

El magistrado intervino de oficio luego de recibir las actuaciones de la policía de Tolhuin, y tras otro requerimiento formulado por el fiscal de ese distrito Guillermo Garone.

Las fuentes judiciales consultadas indicaron que por razones de jurisdicción, la jueza Barrionuevo investigará la presunta sustitución de las patentes (supuestamente cometida a 30 kilómetros de Ushuaia) mientras que el juez Ochoa se focalizaría en la agresión que sufrió la caravana de Top Gear en su paso por Tolhuin, si bien por esos hechos no se habían registrado denuncias por parte de los damnificados, ni por lesiones a personas, ni por daños a los vehículos.

Por su parte los tres autos británicos continuaban hasta hace pocos días guardados en un galpón de la Administración Nacional de Aduanas de la ciudad de Río Grande, a la espera de que concluyeran los trámites de restitución iniciados por el programa televisivo que se emite por la cadena BBC de Londres.