29/10/2014 telecomunicaciones

“Es una ley claramente antimonopólica que abre el juego a las empresas pequeñas y las cooperativas”

El secretario de Comunicaciones, Norberto Berner, detalló los alcances del proyecto de ley Argentina Digital, que declara el servicio público, esencial y estratégico de las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC), enviado al Senado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Los 10 puntos más destacados.

Anunciaron el envío del proyecto de ley de Argentina Digital
En diálogo con Télam, Berner mencionó a "la neutralidad en la red, la interconección del sistema, la apertura de infraestructura por parte de las grandes empresas, la inviolabilidad del correo electrónico y la mejora en la competencia", como los aspectos principales de la nueva ley, que viene a reemplazar una norma sancionada en 1972.

El funcionario explicó que el texto enviado al Senado nacional garantiza, desde el punto de vista de los usuarios, una mejora en la prestación y una mayor oferta por parte de quienes brindan servicios de tecnologías de la información y comunicaciones (Tic).

"Con un solo cable, los usuarios podrán acceder a más de una empresa, sin necesidad de que cada vez que contraten un nuevo servicio tengan que clavarle un poste en la puerta de su casa o agujerearle la pared", afirmó el secretario.

Respecto de la neutralidad en la red, Berner sostuvo que la misma estará ahora garantizada por ley y determinará que "quienes brinden el acceso a la red no puedan modificar la calidad ni la velocidad con la que se accede a un sitio".

Además, explicó que con la implementación de la telefonía IP, "dejará de existir el llamado de larga distancia nacional, pagándose el mismo precio por hablar por teléfono en todo el país, desde aparatos fijos".

Por otra parte, aseguró que para las empresas, la obligatoriedad del servicio de interconexión "abaratará los costos de las tarifas".

En este sentido, consideró que la norma apunta a mejorar la relación entre los licenciatarios en beneficio de las empresas más chicas, dado que se trata de "una ley claramente antimonopólica que abre el juego a las empresas pequeñas y las cooperativas".