29/10/2014 temporal

Inundaciones y destrozos en la Ciudad y Buenos Aires por el rcord histrico de lluvia para octubre

Calles anegadas, caída de árboles, cortes en el suministro eléctrico y daños materiales son algunas de las consecuencias de los 138,6 milímetros de lluvia acumulados desde la tarde de ayer hasta las 10 de hoy en el área metropolitana y el interior bonaerense, un récord que superó ampliamente la marca histórica anterior de 108,7 milímetros registrada el 23 de octubre de 1944, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). El temporal se sintió fuerte en la zona norte del Conurbano.

Octubre bate, así, un nuevo récord, esta vez de precipitaciones máximas acumuladas en 24 horas, que se suma al de temperatura mínima más alta, sensación térmica más alta y temperatura más alta para este mes del año, que se registró el pasado lunes cuando la térmica alcanzó los 39,3 grados centígrados.

“Lo llovido desde ayer a las 18.20 hasta las 10 de hoy supera, además, lo que debería llover en todo el mes de octubre, que es un promedio de 119 milímetros”, explicó a Télam Miriam Andreoli, vocera del SMN.

 

Las consecuencias del intenso temporal se sintieron con fuerza en la Ciudad de Buenos Aires donde cayeron más de 100 árboles, explicó el director de Defensa Civil, Daniel Russo, que dijo que "cayeron precipitaciones violentas en poco tiempo".

Hubo algunas calles anegadas en las zonas del Bajo Belgrano, sobre las avenidas Del Libertador y Figueroa Alcorta y vecinos de Los Piletones denunciaron graves inundaciones en la manzana 8, 9 y 10 en el barrio porteño de Villa Soldati.

El transporte se vio afectado con demoras e interrupciones en las líneas de subterráneo y premetro, como también frecuencias más distanciadas en el servicio de trenes como el Roca, Mitre y Sarmiento.

Los vuelos en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery y en el aeropuerto internacional de Ezeiza sufrieron también considerables demoras, especialmente por la intensa actividad eléctrica de la tormenta que impidió durante un largo período la carga de combustible y las fuertes ráfagas de viento que obligó a desviar aeronaves hacia aeropuertos alternativos.

Uno de los puntos donde más se sintió el temporal es la localidad bonaerense de Bragado, donde ayer la lluvia y el viento provocaron cortes de energía eléctrica y voladura de techos, como ocurrió en la sede del Mercado Central que había sido recientemente inaugurada y la cadena de distribución mayorista Maxiconsumo.

"En el centro de la ciudad tenemos problemas de arbolado, techos volados y mampostería caída”, explicó hoy el comisario mayor Sergio Ledesma, pero aclaró que “poco a poco la situación tiende a normalizarse".

Luján también sufrió las consecuencias de la lluvia con la crecida del río homónimo que activó el "alerta roja", explicó el intendente Oscar Luciani, que instó a la autoevacuación de los vecinos.

En La Plata, el viento y la lluvia ocasionaron la caída de árboles y postes de luz, el anegamiento de calles y hasta la voladura de parte del techo del Estadio Único, pero no hubo evacuados, informó oficialmente la Municipalidad de la capital bonaerense.

Las fuertes ráfagas ocasionaron que se volara una de las membranas que conforma el techo de la cancha, ubicada en las calles 25 y 32, donde esta noche se tiene que disputar el partido de ida por los cuartos de final de la Copa Sudamericana entre Estudiantes y River.

"El temporal empezó en La Plata ayer a las 18, y tuvo su pico entre las 2.45 y las 3.15 de hoy", precisó el titular de Defensa Civil local, Fernando Carlos.

El mismo panorama se produjo en el conurbano bonaerense con importantes anegamientos en calles y accesos a la Capital Federal, caída de árboles y daños materiales.

El director de Defensa Civil de Avellaneda, Juan Santos, explicó que “el espejo de agua alcanzó una superficie bastante grande del municipio por dos parámetros: el primero es la altura del Río de la Plata, que llegó a 2,85 metros a las 6 de la mañana, y que ahora está en baja, en unos 2,70 metros, lo que nos va a beneficiar; y por otro lado la lluvia aguas arriba ya que nosotros estamos en la zona inferior de la cuenca de Domínico y Sarandí”.

“No hay heridos registrados, sí se produjeron daños materiales, caída de arboles y seis personas que fueron evacuadas de su vivienda por riesgo que corrían debido a su edad”, añadió.

A poca distancia de allí, en Lanús, hubo "un anegamiento general, especialmente en Valentín Alsina, con más de 10 árboles caídos, además de cables, y 25 voladuras de techos confirmadas”, confirmó Claudio Cibeira, titular de Defensa Civil del municipio.

En tanto, en Quilmes varias familias fueron evacuadas y cinco escuelas no pudieron dictar clases debido al anegamiento registrado por el desborde del Río de la Plata, informó la dirección de Defensa Civil de ese distrito.

En el oeste del Conurbano, en Laferrere, partido de La Matanza, el agua alcanzó la altura de las rodillas de los transeúntes con evacuados y caída de árboles.

Las distribuidoras de energía eléctrica Edesur y Edenor realizaron -desde la mañana- trabajos de emergencia para reparar las 300 mil conexiones dañadas, que afectó la provisión en ese partido, además de Berazategui, Florencio Varela, Quilmes, San Vicente, Almirante Brown, Lanús, Lomas de Zamora y Cañuelas.

Las intensas lluvias provocaron también la caída de un puente en la ruta 85, que desde entonces permanece cortada entre Coronel Pringles y Coronel Suárez, y además anegaron la ruta provincial 51, que quedó cortada entre Coronel Pringles y General Lamadrid.

Otro inconveniente que produjo el temporal fue el corte de la ruta nacional número 5 que se produjo "por el anegamiento de la calzada en el tramo que va de Luján a 9 de Julio y Bragado", dijo Ernesto Arriaga, vocero de Vialidad Nacional.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, durante la tarde de hoy mermará la actividad eléctrica y la intensidad de las lluvias, lo que traerá un poco de alivio a las zonas afectadas.