21/10/2014 Brasil

Para Rossi, es un “hito histórico” la asociación de Argentina con Embraer en la frabricación de un nuevo avión militar

Lo dijo el ministro de Defensa, Agustín Rossi, en referencia a la participación de Argentina como socia proveedora de la brasileña Embraer, en la fabricación del nuevo avión de transporte militar y reabastecimiento en vuelo KC-390.


"Para la industria aeronáutica argentina esto marca un antes y un después", aseveró Rossi tras participar de la ceremonia de presentación (roll out) del jet bimotor desarrollado por Embraer junto a la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), al cual Argentina provee de componentes.

El evento tuvo lugar en Gaviao Peixoto, en el interior del estado de San Pablo, donde la Empresa Brasileira de Aeronáutica cuenta con una de sus plantas más importantes.

Encabezada por el presidente de la compañía brasileña, Jackson Schneider, y el ministro de Defensa de ese país, Celso Amorim, en la ceremonia fue presentada en sociedad una unidad del nuevo avión producido por Embraer, que buscará competir con los C-130 Hércules.

Más tarde, Rossi y Amorim firmaron una carta de intención con el fin de establecer una alianza estratégica bilateral en materia de industria aeronáutica que permita profundizar el camino iniciado con la provisión por parte de Argentina de componentes para la fabricación del jet bimotor KC-390 de la brasileña Embraer.

Durante el acto de presentación del KC-390 Rossi compartió el palco con autoridades de Portugal y de la República Checa, socios estratégicos de Embraer y la Fuerza Aérea Brasileña en este desarrollo, al igual que la Argentina.

"Para la industria aeronáutica argentina esto marca un antes y un después"

Además de Rossi, en representación del país estuvieron presentes el secretario de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa, Santiago Rodríguez; el titular de la Fuerza Aérea, Mario Callejón; y autoridades de la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea).

Justamente Fadea, reestatizada en el 2009, es la compañía de bandera que puso en marcha una línea de producción en su planta en Córdoba para la fabricación de seis componentes del flamante KC-390, entre ellos parte de la compuerta trasera, las puertas protectoras del tren de aterrizaje delantero y el cono de cola.

"Para la aeronáutica argentina esto es un hito fundamental. Poder participar con Fadea, que es la fábrica estatal, de este proyecto nos pone en el lugar que nosotros queremos estar, que es participando como proveedor asociado con una de las empresas aeronáuticas más importantes del mundo", sostuvo Rossi.

"Este proceso de asociación estratégica que tenemos con Brasil encuentra en el KC-390 un punto de inicio; no un punto de llegada", resumió Rossi, quien indicó que "esta experiencia exitosa" le significó al país "un esfuerzo importante, que implicó la inversión de 35 millones de dólares en Fadea para montar la línea de producción de los componentes del KC-390".

"Ciertamente esto acerca a Fadea al lugar adonde la queremos poner, que es un lugar de excelencia", subrayó el titular de la cartera de Defensa.

Por su parte, el ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorim, aseguró que, para su país, "la asociación con Argentina es algo fundamental" y constituye "la más estratégica de todas las alianzas".

La provisión de componentes a Embraer por parte de FAdeA constituye la primera exportación de la compañía en 20 años.

Embraer es la tercera fabricante mundial de aeronaves -produce aviones comerciales, militares y ejecutivos-, luego de Boeing y Airbus.

En la producción del jet bimotor KC-390, la Fuerza Aérea Brasileña es la propietaria intelectual del proyecto y, a la vez, primera compradora, dado que ya ordenó formalmente la adquisición de 28 unidades, cuya primera entrega está prevista para finales del 2016.

Rossi consignó que Argentina "tiene un compromiso de comprar seis unidades del KC-390, que permitirán completar la performance de los Hércules con los que actualmente cuenta el país, que son seis".

Después del acto de lanzamiento, Rossi y Amorim suscribieron la carta de intención con el fin de establecer una alianza estratégica bilateral en materia de industria aeronáutica.

"Estos últimos 12 años, con Luiz Inácio Lula Da Silva y Néstor Kirchner como presidentes, y luego con Dilma Rousseff y Cristina Fernández de Kirchner, han sido los más fructíferos de la relación bilateral", destacó el ministro Rossi en declaraciones formuladas a la prensa.

En tanto, Celso Amorim remarcó que, para Brasil, la alianza con Argentina "es fundamental" y "la más estratégica de todas las alianzas", y expresó el compromiso de su país para respaldar la "revitalización de la industria aeronáutica argentina".

"La disposición de Brasil para colaborar con la Argentina es total", definió Amorim, quien a pocos días del balotaje que definirá la elección presidencial de su país, sostuvo que se trata de "una política de Estado de dos países vecinos y amigos".