13/10/2014 msica

Aysine, de Salta la Banca: "Nadie quiere ser el flautista de Hamelin"

El grupo que viene en un sostenido crecimiento, celebrará su reencuentro con la gente el 24 de octubre en el estadio Luna Park, y su líder Santi Aysine decidió correrse del lugar de "referente social" en el que lo había colocado un sector del público.

"Traté de correrme de ese lugar donde me preguntaban una opinión por cualquier tema, si no sé, no opino, eso lo aprendí", le dijo Aysine a Télam, en una charla antes de volver a tocar su último trabajo "Visceral".

Hoy el grupo está formado por Aysine en voz, Alberto Grammatico en guitarra, Santiago Maggi en teclado y acordeón, Gonzalo Sosa en bajo, Julián Baranchuk en batería, Mauro Ostinelli en saxo y Ramiro Maidana en armónica.

Con la edición de su disco "Copla" dedicado a Luciano Arruga, el joven desaparecido en democracia y por el cual se investiga a la Policía bonaerense, el grupo cobró una importante notoriedad y Aysine pasó a ocupar un lugar en donde su opinión política y social era requerida constantemente.

Santi se fue con Ale Kurz a tocar canciones por toda la Patagonia. La banda estaba parada.¿Cuándo fue el regreso?
Santi:-La vuelta fue en La Plata hace dos semanas y lo re disfrutamos porque extrañábamos, fue especial porque como hacía mucho no nos veíamos no había casi ensayo y salió hermoso.

Y además en Mar del Plata compartieron concierto con sus amigos de El Bordo?
El otro día en Mar del Plata con el Bordo estuvo buenísimo, tocamos la parte más rockera de Visceral, que es la parte con la que más nos identificamos todos.

Siempre estamos, de alguna manera, todos muy metidos en lo nuevo, ellos me estaban esperando a que vuelva para seguir laburando las canciones nuevas. Creo que el Luna Park va a ser un momento condecorativo en relación a todo lo que fuimos pasando y llega de la mano de "Visceral", pero el Luna aparece más como un suceso que permite celebrar todo lo que fuimos viviendo hasta aquí, una historia pequeña pero intensa.

¿Pero cómo suena lo que viene, siguen con la faceta más trova cubana o vuelve la etapa rockera?
Si hay algo que ha atravesado esa progresión musical en Salta la Banca es que siempre hemos roto con lo anterior, casi de manera drástica y es la primera vez en mi vida que estoy eligiendo hacer las melodías primero y adaptarme a esas melodías después con las letras y es todo un desafío porque no estoy acostumbrado y me divierte.

Es importante para Salta la Banca hoy saber y tener conciencia de que hay mucho por mejorar en lo musical y en materia técnica y musical y lo otro ya está. Yo conozco muy bien de qué manera puedo escribir de qué manera me puedo acercar, voy conociendo la forma de encontrar la belleza en las cosas y traducir después en las palabras, ver con qué métrica me puedo sentir cómodo, yo también sé de qué quiero hablar.

Lo que está saliendo es rockero. La historia musical hablando personalmente, tiene esas idas y vueltas. En un momento yo me abro del palo rockero, de los principios de SLB, porque empezó a parecer ser una cosa más acústica, empezamos a tocar más solos y a incorporar cosas de artistas de la trova.

Santi hubo un tuit sobre la carta del Indio Solari sobre la muerte de Gustavo Cerati que no se entendió. ¿Qué quisiste decir?
Tweet: yo quise decir hay tantos pibes que escuchan los Redondos y siguen con esto de Redondos versus Soda, que es ridículo.
Fui hace poco a tocar al sur y mucha gente se quedó sorprendida porque me gustaban los Redondos y tocábamos temas de Cerati y Soda con Ale Kurz. Es una locura que haya mentes cerradas que se sigan creyendo esa rivalidad loca. Hay mucha ortodoxia que hay que romper dentro del rock.

Creo que todavía queda mucho por romper de esos preconceptos y falsos antagonismo porque son conductos sociales. Todo el tiempo es competitividad y que esto es mejor que aquello y trasladarlo a todo, lo más difícil es lo mejor de todo pero a la vez es lo menos escuchado de todo

Las rivalidades van a seguir existiendo porque esto no es el resultado de una competencia, esto es el resultado de los paradigmas que va generando la sociedad capitalista y el neoliberalismo que se imparte de los medios de comunicación que controlan el sistema de pensamiento, le hacen creer a la gente que lo importante es quien la tiene más larga, a quien le va mejor y que lo popular es lo mejor y crea ideas falsas en la cabeza de la gente que van detrás y las bandas también se encarga de sostener paradigmas y la gente se pone las banderas de las bandas como defendiendo paradigmas.

Por el carácter político y social de Salta la Banca, Santi te convertiste en un referente social para los chicos. ¿Cómo te cuidas al ver que te pusieron en ese lugar?
No quiero formar parte del sensacionalismo, me enrosque en boludeces y mierdas que se decían y aprendí a no hacerlo más.

Estoy aprendiendo a no pelear desde twitter, a no engancharme más. Traté de correrme de ese lugar donde me preguntaban una opinión por cualquier tema, si no sé, no opino, lo aprendí. Tenés que ser indiferente, sino te volvés loco. Nadie quiere ser el flautista de Hamelin. Hay que tener cuidado con lo que se dice.

¿Cómo ven su postura respecto de la situación de Callejeros, sobre la que ustedes marcaron que "la música no mata" y que les parecía injustos que estuviera preso Pato Santos Fontanet?
Realmente pretender que un músico este en todo, no me parece correcto y tampoco me parece correcto eximir al Estado porteño de su responsabilidad en la tragedia de Cromañon. Nosotros somos músicos, de saber de que están hechas las paredes, si el lugar es seguro, es responsabilidad del dueño del local y del Estado. El Estado me debe dar las garantías necesarias. Lo mejor que me puede pasar a mi, es ver que los pibes están en sus casa, con sus familias, porque pasaron momentos muy duros.

¿Pero cuál es la responsabilidad del músico?
Hay un montón de irregularidades y problemas, que como ciudadanos nos desentendemos. El músico debe cuidar a su público y a la gente, si un pibe prende una bengala, hay que parar el show, hacerle apagar la bengala y explicar que eso puede matar. Pero también todos creíamos que todo lo que pasaba dentro de los shows estaba bien.

Para mi era bancarlos desde tres lugares diferentes, el de sobreviviente, el de músico y el de ciudadano y no era políticamente correcto defenderlos, pero sentí que lo tenia que hacer. ¡Por qué me tenia que quedar callado, por miedo a que parezca demagogo? Hay que tomar partido y no me parece mal.

¿Pero va a haber cambios en el sonido?
Si, en vivo hace mil que no tocamos un tema acústico con Salta, por eso generé la gira que hicimos con Ale Kurz y yo cada tanto me voy con la viola a otro lugar y me divierte, no quiero dejar de hacerlo. Pero en la banda estamos en plan rockero, estamos viendo cómo hacemos para empezar a armar la parte de música latina por ponerle un nombre y empezar a tocar más rock and roll y que la gente se vaya adaptando, lo más difícil es terminar con ese contraste.
etiquetas