02/10/2014 Nuevas revelaciones

El Banco Mariva y el Grupo Clarn: una relacin que lleva dcadas

La entidad que está siendo investigada por maniobras financieras fraudulentas, tiene una larga relación con el Multimedios, que incluye la compra conjunta de Radio Mitre, cuando la ley no lo permitía.


El Banco Mariva y el Grupo Clarín tomaron a fines de 1985 el control de Radio Mitre, aún cuando la Ley de Radiodifusión no permitía que propietarios de diarios tuvieran vinculaciones con emisoras radiales o canales de televisión, violando así la legislación vigente sin que el gobierno de Raúl Alfonsín evitara la maniobra realizada de manera solapada por los empresarios.

Esta maniobra elusiva de la ley fue denunciada por el ex director de Radio Mitre entre 1986 y 2000, Jorge Héctor Santos, y confirmada por Julio Moyano, otro ex director y también accionista de la emisora, antes que desembarcara Clarín.

El hecho también figura en dos libros escritos de los periodistas Pablo Llonto y Graciela Mochkofsky, donde coinciden en contar cómo el Mariva y Clarín fueron "socios" en la apropiación de la emisora 790, cuando la ley no lo permitía.

Santos afirmó en un artículo de su autoría publicado en agosto de 2008, que "Radio Mitre SA (Radio Mitre AM y FM 100) fue el  primer emprendimientos del Grupo Clarín en medios electrónicos, mucho antes que el artículo 45 de la Ley de Radiodifusión fuera anulado".

En el mismo, indicó que "en 1986 el entonces inexistente Grupo Clarín comenzaba a forjarse con la compra encubierta de Radio Mitre y FM 5 Estrellas, que luego pasó a denominarse FM 100".

"Por ese entonces, esta incursión de Clarín, en la compra de Radio Mitre estaba atada a la promesa de Raúl Alfonsín de otorgarle la licencia, derogando el artículo 45 de la Ley de radiodifusión que prohibía que un medio gráfico fuese dueño de radios o de canales de televisión", precisó quien fuera un hombre del Grupo durante 14 años.

Asimismo, puntualizó que "Alfonsín no cumplió con su promesa y esto hizo que Clarín, a través del diario y la radio apuntara todos los cañones contra el gobierno del primer presidente constitucional, luego de la dictadura".

Concluyó que "con la salida anticipada de Alfonsín y, la llegada de Carlos Menem, Clarín comenzó a cristalizar sus deseos de blanquear la 'compra' de Mitre, FM 100 y Canal 13, que el riojano le otorgó a Magnetto & Cía".

En otro artículo también de 2008, "El Ocaso de Radio Mitre", Moyano contó que "en 1986, se realiza la transferencia accionaria de la radio a favor del Grupo Clarín, que por entonces no podía tener emisoras de radio ni de televisión".

El ex director de la emisora precisó que en ese momento él "ya había dejado de ser accionista" de la compañía, y puso de relieve que "por entonces no se podía decir que la radio era de Clarín, pero en determinados círculos era un secreto a voces".

Puntualizó que "a cargo del proyecto radio, Héctor Magnetto decide ponerlo a Lucio Rafael Pagliaro, accionista del Grupo y el Número 3 del equipo que comanda el Multimedio", de quien aseguró que "no tenía conocimiento alguno de radio y poco de administración práctica de negocios".

Moyano indicó que "se llega a conformar un elenco de gestión del negocio radio integrado por Jorge Héctor Santos como director general, Abel Maloney como director periodístico y de producción, Hugo Di Guglielmo como director de programación y Omar Dirrocco como director administrativo".

De esto mismo, más la intervención del Mariva en la operación, dan cuenta Llonto y Mochkofsky en sus respectivas publicaciones.
Según dejó escrito otro periodista, dueño y director del diario Ambito Financiero, Julio Ramos, en su libro "Los cerrojos a la prensa", radio Mitre pertenecía a una sociedad formada por Pablo Gowland, Joaquín Oteiza, Julio Moyano y Víctor Dapiche.

Moyano, además director artístico de la radio, decide vender sus acciones ante la crisis económica de 1985, año en que se registró una inflación de 672.2% y una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de 7,2%, y con una deuda insostenible que la sociedad controlante de Mitre tenía con el Banco Mariva, del cual "según se sabe en el ambiente, tiene su porcentaje dentro del Grupo Clarín", aseguró el ex vicepresidente de la filial local del banco estadounidense JP Morgan Hernán Arbizu.

El resto de los socios siguió a Moyano con la venta de acciones a Clarín a pesar de estar prohibido por la ley aún vigente.
A fines de 1985, Radio Mitre renueva su directorio e ingresan dos integrantes provenientes del Banco Mariva.

"Los negocios paralelos aún eran pequeños y nadie se animaba a calificar al conglomerado de empresas vinculadas como el grupo Clarín", explicó Llonto en "La Noble Ernestina".

Precisó que "además de Papel Prensa, la viuda tenía participación accionaria en la agencia Diarios y Noticias (DyN), controlaba una mediana imprenta de revistas y libros a las que, con escasa originalidad, había bautizado como Artes Gráficas Rioplatenses S.A., tenía intereses comerciales en el banco Mariva y vinculaciones con Medicus, una explotación de medicina prepaga que se brindaba a todo el personal efectivo de la empresa".

El ex periodista y ex delegado del diario, despedido por su actividad gremial, señaló que "experta en cuestiones que se resolvían en las alturas del poder, la viuda aceleró el plan B y, en poco tiempo más, la sociedad que manejaba la onda de Radio Mitre llegó a un acuerdo para permitir el desembarco de los muchachos de Clarín en el 790 del dial".

Aseguró que "las operaciones financieras y de inteligencia que se montaban desde hacía un buen tiempo desde el tercer piso, en las oficinas dirigenciales del diario, incluían préstamos del banco Mariva a Radiocultura, el traslado del periodista Abel Maloney de Clarín a radio Mitre para que cumpliera la sucia tarea de seleccionar qué trabajadores quedarían y quiénes se irían y la preparación de Jorge Santos como futuro gerente general".

Por su parte, Mochkofsky afirmó en "Pecado original", que "en verdad Clarín había comprado Radio Mitre a través de testaferros por lo que pudo eludir el impedimento del artículo 45" de la Ley de Radiodifusión.

Explicó que "la maniobra fue transparente: la radio tenía una deuda millonaria con el Banco Mariva, entidad de confianza de Magnetto", y puntualizó que "a finales de 1985 ingresaron al directorio de la radio dos directores en representación de Mariva".

"Meses después Clarín hizo un acuerdo de coproducción por el que ingresaron delegados del diario: un contador que se encargó de la administración y el jefe de redacción matutina de Clarín, Abel Maloney, que pasó a ocupar la gerencia general y la programación de la radio", completó Mochkofsky.