17/09/2014 tango

Omar Mollo regal "Tangazos" en el Maipo Kabaret

El cantor llenó anoche con sus "Tangazos" (nombre con el que denominó a su último CD) el ambiente de ese teatro, en una nueva velada del ciclo que viene desarrollando durante los martes de septiembre.

Por Luis Digiano



En un ambiente cálido e íntimo con el público cercano al artista, Mollo desgranó por espacio de una hora y media de concierto, los clásicos tangos, milongas, canciones y valsecitos del disco en cuestión (grabado en vivo) e interesantes "yapas" para el deleite de una sala llena.

"Un martes a la noche en esta Buenos Aires y con ustedes ahí, no puedo estar más contento, gracias gente", manifestó el intérprete en el inicio de la velada.

De a poco y tomándose su tiempo para realizar alguna broma o contar anécdotas junto a sus músicos, Omar interpretó composiciones como "Garúa", "Melodía de arrabal", "Se tiran conmigo", "Tarde", "Afiches", "Naranjo en flor", "Gricel" y "Los mareados", en una versión personal y efusiva.

"Ellos (por el trío que lo acompaña), son la savia joven del tango, sin ellos la música ciudadana se muere, aguante", expresó Mollo y fue presentando a sus prolijos y efectivos músicos comandados por Diego Ramos en piano, arreglos y dirección musical, Manuel "Popo" Gómez en contrabajo y Adolfo Trepiana en bandoneón.

Así, entre la intacta impronta rockera que sostiene desde sus tiempos en la banda MAM que compartió con su hermano Ricardo y la alegre calma para presentar y saludar a sus invitados, Omar enhebró una presentación cálida y emotiva.

Pasaron el bandoneonista Carlos Buono (que contó detalles de su experiencia europea con Andre Rieu), junto a quien entonó "La última curda" y "Que nadie sepa mi sufrir" y el guitarrista Diego "Dipi" Kvitko (quien fuera integrante del cuarteto del recordado Aníbal Arias) para acompañarlo en versiones de "Malena" y "Milonga sentimental".

Entre las "yapas" fuera de las composiciones de la placa se encontraron "Cuando me entrés a fallar", "Bailarín" y "Con pan y cebolla".

Mientras que dejó para el final y como un sencillo homenaje a Aníbal "Pichuco" Troilo con el descomunal "Desencuentro" (con la inmensa letra de Cátulo Castillo) y el infaltable y solicitado "Rocanrol" (del uruguayo Edu “Pitufo” Lombardo) de su disco "Barrio sur".

A la serie de conciertos tangueros en la sala del centro porteño le quedan los martes 23 y 30, otras dos citas para ratificar la estatura de un cantante que sin perder lo rockero que lo habita, continúa haciendo un valioso aporte a la música ciudadana.
etiquetas