06/09/2014 Foro en Mar del Plata

Educar a los varones jvenes, una estrategia para combatir la trata de mujeres

Coincidieron especialistas que participaron del II Foro internacional de Derechos de las Mujeres que se realizó en Mar del Plata, donde se confirmó que en Argentina ya se rescataron 7.153 víctimas de trata.

Por Silvina Molina

La cifra, que abarca el período comprendido entre abril de 2008 y julio de este año, fue anunciada por Zaida Gatti, coordinadora del programa nacional de Rescate y Acompañamiento a personas damnificadas por este delito, que especificó que el 52 por ciento de esas personas eran explotadas laboralmente y el 48 por ciento estuvieron en situación de explotación sexual.

“Las estadísticas son importantes para hacer intervenciones basadas en evidencias”, destacó la nigeriana Joy Ngozi Ezelio, ex relatora especial de Naciones Unidas sobre trata de personas, al hablar sobre explotación sexual junto a Marcelo Colombo, titular de la Procuraduría contra la trata, la representante de ONU Valeria Guerra, el fiscal Mario Gomez y Janice Raymond.

“Sin demanda no hay oferta, por lo que hay que atacar la demanda”, aseveró Raymond, profesora de la universidad estadounidense de Massachusetts , integrante de la Coalición Internacional contra el Tráfico de Mujeres (Catw) y una referente en los estudios sobre el tema.

“No hay que castigar a las víctimas, hay que hacerlo con todos los eslabones que conforman la industria de la explotación de mujeres”, agregó la especialista que se opone a la legalización de la prostitución “porque en Holanda, donde está regulada, se infiltró el crimen organizado y las mujeres siguen siendo las que pierden”.

Para Raymond, legalización de la prostitución “es un regalo para los proxenetas, promueve el tráfico sexual, expande la industria del sexo, aumenta las situaciones de clandestinidad, propicia la explotación sexual de niños, no protege a las mujeres, no las deja elegir y aumenta la demanda de los hombres, incentivados a comprar sexo en un entorno permisible”.

Raymond resaltó la importancia de “educar a los hombres jóvenes. En Suecia, donde se persigue a los clientes, cuando son detenidos por primera vez se los obliga a participar de un taller para que tomen conciencia sobre lo que genera la explotación sexual en las mujeres, donde incluso participan quienes han estado en prostitución y el nivel de reincidencia de ellos es baja”.

En el mismo sentido se expresó la mexicana Teresa Ulloa Ziáurriz, directora para Latinoamérica y el Caribe de la Catw: “Este es el tiempo más ilógico para que exista la prostitución, los hombres no tienen que pagar por sexo, por eso estamos trabajando con los jóvenes para que no se conviertan en consumidores o tratantes”.

La organización hizo una campaña durante el último Mundial de Fútbol para alertar sobre el tráfico de mujeres para explotación sexual durante el evento deportivo, de la cual participó en la tarea de involucrar al periodismo, la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en Argentina.

“Llevamos a chicos jóvenes a presentar la campaña en Brasil, para que ellos vieran lo que estaba pasando, porque documentamos cómo la explotación de mujeres, de niñas, fue una realidad, por eso, a pesar de que ha sido una buena experiencia de incidencia, ya estamos trabajando para llegar más preparadas a las Olimpiadas del año 2016”, agregó la dirigente en diálogo con Télam.

Para Ulloa “hay que visibilizar al cliente, que estaba oculto hasta ahora” e insistió en resaltar “la fuerza del trabajo de los jóvenes, que pueden hacer una revolución silenciosa de una generación a otra, si a las legislaciones le sumamos educación contra la explotación de mujeres”.

El Foro, organizado por el Consejo Provincial de las Mujeres de la provincia de Buenos Aires, reunió durante dos días a más de 2.000 personas en Mar del Plata para analizar, junto a especialistas nacionales y extranjeros, la situación de la trata de personas, los avances y los desafíos pendientes.