05/09/2014 estreno

El mundo femenino se revela en "Las insoladas"

Gustavo Taretto, director del filme protagonizado por Luisana Lopilato, Carla Peterson, Violeta Urtizberea, Marina Bellati, Elisa Carricajo y Maricel Álvarez, comentó que “la película se rodó en el verano más caluroso de los últimos 107 años".

"Las insoladas", un filme de Gustavo Taretto.

Las actrices -que están en bikini y sin maquillaje- estuvieron desprovistas de las cosas que más tranquilizan a un actor a la hora de hacer una película”.

El cineasta, que dio forma a esta película tras haber bosquejado la historia en un cortometraje de hace más de 15 años con el mismo título, destacó durante una conferencia de prensa para presentar el filme que “para mi fue un lujo entregarles los personajes a estas actrices”.

“Tengo la sensación que no las dirigí porque son actrices muy inteligentes, con una personalidad muy fuerte y yo fui descubriendo cada día lo que hacían y me deslumbraba. Simplemente encendí la cámara y las dejé hacer lo suyo”, subrayó Taretto que en la trama original había recurrido solamente a dos personajes.

El director apuntó que el elenco “ha hecho personajes adorables a los que todas les dieron un montón de matices” y dijo que en principio las chicas eran cinco, pero al aparecer Luisana Lopilato, añadió otra criatura al staff al sol.

Feliz ante el trabajo desplegado, Taretto reveló que “cuando terminé el rodaje les mandé un mail a todas las chicas diciéndoles que estaba totalmente satisfecho y orgulloso por todo el trabajo que hicieron en la película. Lo más gratificante para un director es ganarse la confianza del del actor”.

Ambientada el último sábado de 1995 en la terraza de un edificio del microcentro porteño, entre Diagonal Norte y Corrientes, la trama tiene como eje la historia de seis treintañeras a las que les encanta tomar sol y sueñan con vacacionar en Cuba.

Una psicóloga algo dispersa, una peluquera y la otra manicura de su local, una promotora, la quinta empleada en un laboratorio fotográfico y la sexta telefonista de una empresa de radiotaxi, más un perrito de apellido López, comparten la agobiante jornada.

Las seis tienen vidas rutinarias con aspiraciones de vuelo bajo, pero a pesar de lo gris que pinta el presente, acarician un sueño común: ganar esa noche un concurso de salsa y reunir los 1700 dólares que cuestan 15 días de “all inclusive” en la isla socialista.
Lo importante en el cuento de Taretto, autor de “Medianeras” y ahora de esta nueva propuesta como aquella inspirada en un corto de sus primeros tiempos, es que su gran preocupación son las criaturas recortables del universo porteño.

“No fue simple hacer coincidir en un mismo verano a estas seis actrices, incluso hubo que postergar un año el rodaje porque a una de las chicas se le ocurrió embarazarse -en alusión a Peterson- y eso era muy difícil de disimular cuando aparecen tan expuestas”, evocó.
A la hora de las palabras de las actrices, Lopilato apuntó que “cuando Gustavo me propuso el personaje, estaba viajando a Roma para hacer una miniserie y me encantó la propuesta. Por eso cuando volví ya todo estaba más cerca de concretarse y me permitió hacer cine que es algo que tengo muchas ganas de encarar”.

“Como saben fui mamá, y el cine es algo que puedo seguir haciendo, caso contrario a la televisión que es bastante complicado. Quiero seguir actuando y el cine me da toda la posibilidad de enfocar la energía en un proyecto”, resumió.

Peterson, por su parte, indicó que “conocí a Gustavo cuando hice una participación en 'Medianeras' y descubrí que se trataba de una persona de buen corazón y desde esos vínculos es de donde salen los mejores trabajos, así que fue muy fácil decir que si”.

“Ni un solo 'boluda' está improvisado. Es una película de época, un retrato del ser argentino y hay que tener cuidado de 'morcillear' o improvisar. Porque había un guión sólido con una manera muy interesante de encarar la década del 90, simpática y tan nefasta a la vez, decidí involucrarme”, abundó la actriz sobre su quinto filme.