21/08/2014 diaspora*

El Estado Islmico ahora difunde su propaganda en una red social que no puede borrar los mensajes

Los responsables de Diaspora*, la red social en la que miembros del Estado Islámico (EI) abrieron cuentas tras las medidas emprendidas en su contra por Twitter y YouTube, admitieron que no pueden prevenir la propagación de mensajes extremistas.



En una entrada en su blog oficial, el equipo de Diaspora* admitió que miembros del EI crearon cuentas en la red social, aunque informó que debido a las características de la plataforma, "no hay manera de manipular o remover contenidos de un nodo en particular".

Después de la publicación del video del decapitamiento del periodista estadounidense James Foley a manos de un miembro del EI, Youtube dio de baja las cuentas que lo difundieron y tomó medidas restrictivas contra usuarios que publicaron imágenes relacionadas.

Por su parte el CEO de Twitter, Dick Costolo, informó que la red de microblogging tomaría medidas para evitar la propagación de imágenes de violencia extrema. "Hemos estado y estamos suspendiendo activamente las cuentas que descubrimos que están relacionadas con esta imaginería gráfica", señaló a través de la plataforma.


Pero los extremistas encontraron en Diaspora* un espacio en el que pueden continuar promoviendo las actividades del grupo.

"Diaspora* es una red completamente descentralizada que, por su naturaleza, está compuesta por muchos servidores pequeños que intercambian mensajes. No hay un servidor central, por lo que para el equipo que lidera el proyecto no hay manera de manipular o remover contenidos de un nodo en particular", explicó la plataforma en su blog.

Pese a la imposibilidad técnica alegada, los responsables manifestaron estar "consternados" por las actividades de estos miembros dentro de la la red, "por las potenciales dificultades legales que pueden causar a los administradores individuales (llamados 'podmins') el hecho de alojar estos materiales".

"Al ser un proyecto de software libre, cualquiera es capaz de usar Diaspora* de la forma en la que quiera. Por lo tanto, no podemos evitar que alguien utilice el software; tampoco tenemos la posibilidad de influir en las decisiones de los podmins", señaló el texto.

Según explicaron, la identificación de las cuentas vinculadas al EI dependerá de los administradores individuales de la plataforma, quienes tienen una función con la que pueden alertar sobre contenidos que puedan ser "causa de preocupación".

"No hay un servidor central, por lo que para el equipo que lidera el proyecto no hay manera de manipular o remover contenidos de un nodo en particular"

"Sin embargo, ya que este es un asunto crucial, también hemos hecho una lista de cuentas vinculadas a combatientes del EI (...) y estamos en el proceso de hablar con los administradores de esos nodos. Por ahora, los pods (nodos) más grandes han eliminado las cuentas y los mensajes relacionados con el EI", explicaron.

El video del asesinato de Foley, titulado "Un mensaje a Estados Unidos", fue subido inicialmente en Youtube y circuló por las redes sociales, distribuido por Twitter, Facebook, Instagram y otras plataformas.

En la grabación Foley se despide de su familia y acusa a la Casa Blanca de ser el culpable de su ejecución por su reciente intervención en Irak, antes de ser degollado ante la cámara por un encapuchado que habla en inglés.

En la red de los 140 caracteres, los términos #Isis (EI en inglés), #James Foley y #Estado Islámico fueron tendencia, a la vez que un gran número de usuarios exigió que la red sacara de circulación las imágenes del brutal asesinato.

En ese sentido, Twitter modificó ayer mismo los términos y condiciones de uso de su servicio para añadir la posibilidad de que las fotos de personas fallecidas puedan ser eliminadas de forma inmediata con un simple pedido de un familiar.

Comentarios