23/07/2014 fondos buitre

Paul Singer financió el lobby para que no haya acuerdo de paz entre Irán y occidente

El propietario del fondo buitre NML Elliott aportó más de 5 millones de dólares a dos organizaciones encargadas de hacer lobby en contra de que se alcance un acuerdo de paz entre Irán y las potencias de Occidente.

Así lo reveló el semanario estadounidense The Nation, que aseguró que Singer tiene "una agenda de política exterior de línea dura, que financia a través de una serie de organizaciones".

En el artículo se afirma que "Singer es un gran partidario de los grupos que abogan por las políticas de línea dura contra Irán, incluyendo la promoción del uso de la fuerza militar contra Teherán", la capital de ese país.

"En primer lugar y ante todo, en la cartera de la política exterior agresiva de Singer está la Fundación para la Defensa de las Democracias, un think tank neoconservador cuyos eruditos han promovido las `sanciones paralizantes`, bombardeando Irán, y han tratado de restar importancia a cómo los iraníes comunes podrían reaccionar a una campaña de bombardeo preventivo", destacó la publicación.

El artículo precisó que "el magnate de los fondos de cobertura contribuyó con 3,6 millones de dólares para la Fundación entre 2008 y 2011, convirtiéndose en el segundo mayor donante de la organización, detrás del dueño de Home Depot, Bernard Marcus".

Asimismo señaló que "Singer también aporta al American Enterprise Institute, una organización cuyos académicos promovieron la necesidad de invadir Irak y defender las políticas de línea dura contra Irán".

Además remarcó que el dueño del fondo buitre "formó parte de la Junta Directiva del Instituto Judío de Asuntos de Seguridad Nacional, un grupo que, en un informe de marzo de 2013, instó al gobierno de Barak Obama" a endurecer su política en Medio Oriente.

De acuerdo a la investigación de The Nation, ese Instituto proponía que "todas las estrategias, como el compromiso, las sanciones, las operaciones encubiertas, el cambio de régimen y la amenaza creíble de ataque militar deben implementarse simultáneamente".

"Pasar a la acción militar, y rechazar todas las demás opciones que no constituyen guerra", reclamaba en el informe, esta organización, de la cual formó parte Singer.