24/06/2014 BIO 2014

Hecho en Argentina: medicina personalizada, reactivos de alta calidad y desinfectantes que sustituyen importados

El desarrollo de marcadores moleculares que guían la "hoja de ruta" en tratamientos de medicina personalizada, reactivos para laboratorios e indicadores biológicos para esterilización son novedades nacionales que salieron hoy al ruedo de la vinculación internacional en el Pabellón Argentino de la Convención Internacional BIO 2014, en San Diego.

Por Celia Carbajal



Enviada especial

El Ministerio de Ciencia y Tecnología, liderado por Lino Barañao, patrocina en la BIO2014 a tres empresas -Argenomics radicada en Ciudad de Buenos Aires, Inbio Highway, en Tandil, y Terragene en Rosario- interesadas en vincularse con la industria biotecnológica global.

La entrevista de los representantes de las tres empresas nacionales con Télam se desarrolló en el gigantesco Centro de Convenciones de San Diego, donde el Pabellón Argentino ocupa un estratégico lugar transitado, vecino al stand de China y a pasos de la entrada principal.  

"Desarrollamos biomarcadores moleculares o genéticos que tienen alguna correlación clínica ya sea identificando `blancos` donde funcionan los medicamentos, conocido como medicina personalizada, o definiendo diagnósticos, alguno de los cuales ya son conocidos con el nombre y apellido de esos marcadores", dijo a Télam el presidente de Argenomics, Alberto Saúl.

"Se trata de encontrar algún gen que explique el diagnóstico de una enfermedad o bien, ya conocida la enfermedad, identificar cuáles son sus características genéticas que harían que un determinado tratamiento funcione mejor que otro", indicó Saúl.

La identificación se hace con marcadores moleculares que se identifican a partir de una muestra biológica -ya sea sangre, tejido tumoral (biopsia), saliva o pelo-, de donde pueden recuperarse células para extraerles el ADN y el ARN, secuenciarlo y ver exactamente qué mutaciones están o no presentes, y en función de esa información, predecir los resultados.

"El médico decide el mejor tratamiento, la mejor `hoja de ruta`, por eso nosotros decimos que es un GPS biológico", describió Saúl, que precisó que acaban de inaugurar un instituto médico en Riobamba y Corrientes, con consultores genéticos para pacientes derivados por oncólogos, gastroenterólogos o neurólogos.    

"Yo soy economista y vengo de haber trabajado 16 años en la gestión comercial de la industria farmacéutica, y tengo dos socios, uno que es médico asistencial y el otro, bioquímico y profesor de Farmacología en la Universidad de Buenos Aires", contó Saúl respecto a la creación de Argenomics.

Yanil Parma es coordinadora del laboratorio Inbio Highway, graduada en Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires, doctorada en la aplicación de kit diagnóstico para el Síndrome Urémico Hemolítico en el Inta Castelar, y está en la BIO2014 junto al biólogo Pol Marlaire, del área de investigación y desarrollo.

"La empresa nació por la necesidad de reactivos especiales para biología molecular en 1998, cuando se empezó a desarrollar la (enzima) taq polimerasa, y en 2007 se logró la habilitación de un laboratorio propio en Tandil, el primero en el rubro", contó.

Parma contó que "los laboratorios privados y públicos, instituciones del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas-Conicet y los hospitales vieron en nuestra empresa una posibilidad para adquirir a precio razonable reactivos de alta calidad y, sumado ahora al tema con las importaciones, poder conseguirlos de manera rápida con entrega inmediata", afirmó.  

El producto es una proteína recombinante que Inbio Highway hace en una bacteria, con tecnología que requiere experiencia en clonado.

Esteban Lombardía lidera la empresa Terragene, de Rosario,  constituida en 2006 por la necesidad de productos de esterilización, desinfección y limpieza para hospitales e industrias.

"Tenemos hoy 150 productos en unos 60 países", informó Lombardía, asociado con un licenciado en biotecnología, ambos con doctorado en Ciencias Biológicas en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario.

Respecto a los objetivos en la BIO2014, Argenomics busca vincularse con empresas que hagan algo similar en la Unión Europea, Asia, Latinoamérica y Estados Unidos, para generar información epidemiológica a partir de la cual los países puedan decidir políticas de salud más eficientes, ya que los estudios genéticos ayudan a subcategorizar las poblaciones que se van a beneficiar de los tratamientos.  

Entre los objetivos de las reuniones de Inbio Highway está el de comparar el manejo empresario, además de nuevos productos que podría hacer encontrando algún socio.

"En 1998, cuando empezó el laboratorio con Alberto Parma, mi padre, como director, él era investigador de la CIC (Comisión de Investigaciones Científicas bonaerense): entonces era mala palabra que un investigador quisiera tener una empresa y ahora eso es diferente, así que la idea es hacer una renovación focalizada en la necesidad de clientes", concluyó Yanil.