20/06/2014 justicia

Solo tres condenas perpetuas por femicidios, según una ONG que consideró "sexista" a la Justicia

La condena perpetua a un femicida en la provincia de Catamarca fue la tercera para este tipo de delitos desde la reforma del Código Penal, según registros de La Casa del Encuentro que consideró que, a pesar del cambio legal, los fallos judiciales "siguen siendo sexistas".

Los miembros del Tribunal de la Cámara en lo Criminal de Primera Nominación de Catamarca decidieron ayer, en forma unánime, condenar a prisión perpetua a Francisco Andrés Quiroga (52), alias "Negro la Carpa", al encontrarlo culpable del crimen de María Rita Valdez (23), con quien tuvo dos hijos.

Con esta condena, ya son tres los hombres que recibieron prisión perpetua por femicidio, de acuerdo al Observatorio Marisel Zambrano de la Casa del Encuentro, desde la vigencia de la Ley 26.791, sancionada el 14 de noviembre de 2012, que modificó el artículo 80 del Código Penal.

La norma dice que el homicidio de una mujer, cuando sea perpetrado por un hombre mediando violencia de género, será reprimido con la máxima pena prevista por el sistema penal.

Otro de los femicidas condenados a perpetua es Juan Marcelo Schiaffino, quien asesinó en la cárcel de la localidad entrerriana de Gualeguaychú a Jessica Ocampo, cuando ella lo visitaba en la prisión.

El tercer femicida con pena máxima es Adrián Marcelo Vega, quien el 20 de enero del año pasado, mató a puñaladas a Andrea Ortiz, embarazada de 7 meses, delante de su hija de 8 años, en su casa de Vera, provincia de Santa Fe.

En Comodoro Rivadavia, Chubut, Segundo Vargas, quien había recibido la pena máxima por el femicidio de Daniela Flores, ocurrido el 27 de enero del año pasado, recibió esta semana una reducción de su condena a 12 años.

"La justicia habla desde los fallos y sus fundamentos. Es aquí donde vemos todavía el desconocimiento del concepto de violencia de género y de los padecimientos de las víctimas, antes durante y en el final", coincidieron Ada Rico y Fabiana Tuñez, directoras de la ONG en diálogo con Télam.

En Santa Fe, Daniel Leonard fue declarado culpable de homicidio agravado por el ví­nculo y por violencia de género, por el femicidio con fuego de María del Carmen García, pero recibió una condena de 19 años.

El Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Norte de Tierra del Fuego aplicó también la nueva legislación, pero sin dar la condena máxima a Carlos Traberg, asesino de Laura Xuxu Aguilar, sobre quien recayeron 15 años de prisión.

"Necesitamos una justicia que actúe con conocimiento de la temática, a derecho y sin prejuicios culturales imponiendo las penas que corresponden y marca la ley", enfatizaron Rico y Tuñez.

Hay dos femicidios que esperan condena: el de Angélica Gómez, ocurrido en la localidad bonaerense de Rojas, donde Roque Ibáñez iba a ser juzgado por homicidio agravado por el género, pero el juez José Lucchini modificó la carátula por homicidio simple.

Lo mismo ocurrió con el femicidio de la adolescente de 16 años María Florencia Chanampa Saldías: su tío René Araya Saldías espera juicio por homicidio simple, cuando en el inicio del proceso la causa era por homicidio calificado por alevosía y violencia de género.

"En los femicidios ya llegamos tarde. Esperamos que, de una vez por todas, se haga justicia sin prejuicios y sin vendas en los ojos, porque una mujer, cada 30 horas, es asesinada en Argentina", enfatizaron las referentes de La Casa del Encuentro.
etiquetas